Subastas & Comercio, al negocio inmobiliario

La empresa, concentrada en transacciones de carros y chatarra, también se prepara para establecer operaciones en Perú y Panamá.

Martha Gómez

Martha Gómez, gerente de Subastas & Comercio. Cortesía

Cortesía

POR:
Portafolio
febrero 03 de 2020 - 10:00 p.m.
2020-02-03

Después de consolidar la comercialización de carros y chatarra, la empresa Subastas & Comercio incursiona en la actividad inmobiliaria.

(Lea: Así quedará el aumento de los arriendos en 2020)

El foco de este nuevo campo es industrial y comercial para empresas constituidas, dice Martha Gómez, gerente general de la empresa.

(Lea: Inmobiliarias apuestan al programa Semillero de Propietarios)

El primer negocio que alista es la venta de unos activos de la petrolera Equión en Casanare, por más de $30.000 millones.

“Son predios atractivos. En general, queremos diferenciarnos del mercado, ofreciendo solamente inmuebles que vengan de las compañías”, dijo la ejecutiva, al señalar que el sistema de subastas es interesante y está por explorarse en la actividad inmobiliaria.

Para Martha Gómez, “esto puede ser beneficioso para el comprador teniendo en cuenta que los vendedores necesitan liquidez rápida, más allá del valor real del inmueble.
Adicionalmente, es una buena oportunidad de inversión para constructores y desarrolladores de proyectos grandes porque pueden tener acceso a esos predios de manera favorable”.

Agrega que Subastas & Comercio trabaja con unas tasas muy competitivas frente a lo que ofrece el negocio inmobiliario tradicional, con un modelo de transacciones diferente. En el caso de grandes predios, los vendedores pueden optar por ofrecer los terrenos completos o por lotes, según la conveniencia y lo que la ley permita.

La empresaria explica que hay que enfatizar en que Subastas & Comercio no es un sitio subastador simplemente, sino que sus servicios tienen un alcance más amplio e incluye el cierre completo del negocio.

Según la gerente general de la compañía, se ofrece al cliente todo lo necesario para que la transacción del activo, después de subastado y adjudicado, sea rentable para él.

El año pasado, la empresa amplió su portafolio con grandes clientes para la comercialización de chatarra y vehículos, lo cual influyó en el incremento de los inventario a ofrecer.

Al respecto, destaca la vinculación de Ecopetrol, ETB y Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá. En el 2019 Subastas y Comercio totalizó transacciones en la plataforma por $90.000 millones, cifra que considera histórica.

“Superamos la cifra de 1.300 vehículos subastados en el año, lo que da un promedio de más de 100 vehículos publicados por mes y transacciones realizadas por $39.000 millones aproximadamente”, advierte la directiva.

Por su parte, en la categoría de chatarra pasó de 13.000 toneladas a más de 25.000 subastadas.

“El año pasado triplicamos los inventarios en venta e ingresaron a nuestro portafolio grandes operaciones de desmonte de plantas industriales, subastas de vehículos siniestrados, inmuebles para desarrollos, flotas de vehículos de aseguradoras, empresas de gas y bienes en dación de pago de entidades financieras”, precisa Martha Gómez.

Estos resultados contrastan con el balance del 2018: las negociaciones sumaron $42.000 millones. En ese año se subastaron 500 vehículos en $12.000 millones entre pesados, livianos y motos, y se subastó chatarra por $30.000 millones de pesos, lo que equivale a aproximadamente a 70.000 toneladas.

LAS METAS


“En el 2020, esperamos que con la firma de importantes contratos entren a nuestros inventarios de subastas un promedio de 150 carros al mes, y esperamos mantener la oferta más grande de chatarra en subasta del país”, explicó la gerente general de Subastas & Comercio.

Con la filosofía de ir más allá del papel como subastadora, la empresa también prepara un portafolio de servicios complementarios que le permitan mantener el dinamismo.
En el caso de los vehículos, particularmente, la expectativa está en atender y asesorar a los clientes en aspectos relacionados con la revisión técnicomecánica, el Soat, las llantas y hasta el blindaje.

Igualmente, la compañía sigue en firme para concretar este año las sedes que le permitan operar directamente en Perú y Panamá. La idea es que a finales del 2020 una de las dos ubicaciones esté lista.

“En Perú empezamos el año pasado a hacer subastas, con tres operaciones grandes para empresas de ese país, desde Colombia, con un buen resultado. Pero el mercado pide la presencia de nuestra compañía allá y eso es lo que vamos a estructurar”, explicó la empresaria.

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido