‘Una reforma laboral es clave para ganar competitividad’

El presidente de la Andi, Bruce Mac Master, propone una reforma que genere más empleos formales. 

Bruce Mac Master

Bruce Mac Master, presidente de la Andi, espera que la demanda se dinamice. 

El Tiempo

POR:
Portafolio
agosto 14 de 2019 - 11:52 p.m.
2019-08-14

Para el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Andi, Bruce Mac Master, es importante que el país haga una reforma laboral para mejorar la competitividad y superar el desempleo.

Lea: (Gobierno descongelaría gastos gracias a un mayor recaudo de impuestos)

“El país tiene que entrar con fuerza, pero también con seriedad y con responsabilidad, en las nuevas formas de contratación que permitan que efectivamente podamos competir a nivel mundial”, dijo a Portafolio. Este será unos de los temas que analizarán los empresarios en el marco del 4° Congreso Empresarial Colombiano (CEC) y la 75° Asamblea Nacional de la Andi que se realiza hoy y mañana en Medellín.

¿Cómo llega la Andi a los 75 años?

Lo primero es que la coyuntura es muy relevante en el sentido de que tenemos un reconocimiento generalizado de que las empresas deben jugar un papel primordial en cualquier política de desarrollo. Diría que Colombia está finalmente entendiendo eso. Son un vehículo de producción y uno no logra realmente desarrollar un país si sus empresas no se desarrollan.

¿Y cuál es el tema central en la cita de Medellín?

El gran tema de la asamblea es el papel de las empresas en la sociedad, y por eso es importante la discusión. Por otro lado, también están pasando cosas como que, al mismo tiempo, se ha venido desatando un populismo legislativo que, justamente, va en el sentido completamente contrario. Algunos políticos deciden que su principal estrategia es tratar de adoptar políticas populistas que, por definición propia son insostenibles pero que suenan bien o le pueden sonar bien al electorado: el tema de las primas o el de, eventualmente, ponerle obligaciones y cargas nuevas a las compañías.
Ese tipo de propuestas terminarían dando al traste con ideas de desarrollo social que pueda tener el país.

De otro lado, por varios años he insistido que lograr el crecimiento económico debería estar en la prioridad nacional y el debate se ha venido adoptando. Vimos la semana pasada la firma de los pactos y eso es un reconocimiento a esa necesidad.

No se puede hacer política pública sin un sector empresarial dinámico, ofreciendo empleo de calidad y generando impuestos para el Estado. Diría que toda la asamblea se va a mover alrededor de eso.

¿Son suficientes los pactos para generar crecimiento?

Se firmaron para 12 sectores y faltan otros. Por ejemplo el farmacéutico y algunos del agro. Incluyen cosas necesarias e importantes para poder crecer, lo que pasa es que no son suficientes y hay que hacer más. Las empresas tienen que hacer sus esfuerzos y soy un convencido de que cuando las oportunidades existen, el sector privado no se duerme en sus laureles y no hay nadie que diga ‘yo no quiero vender más’.

Por supuesto, hay asuntos que todavía están por solucionarse en términos de competitividad para Colombia, como el tema de infraestructura. Más allá de lo que dicen los pactos tiene que, logísticamente, ser competitivo llevar un producto de Bogotá a los puertos. También la energía tiene que ser competitiva.

Lo otro es lo laboral, tenemos que tener una mano de obra calificada, productiva. Y para eso tenemos que hacer esfuerzos en términos de formación de talento. Igualmente, el país tiene que entrar con fuerza, pero también con seriedad y con responsabilidad en las nuevas formas de contratación que permitan que, efectivamente, podamos competir a nivel mundial.

¿Cómo superar el problema del desempleo?

En el corto plazo hay que lograr un incremento en la demanda y que logremos que efectivamente el sector constructor se reactive. Esos podrían ser los detonantes para la generación de nuevo empleo.

Y, en el mediano plazo, en uno o dos años, tenemos que pensar realmente en una eventual reforma laboral que nos permita tener mayor flexibilidad y contratar más gente en condiciones formales.

Por eso creemos que en un país en el que se habla de que hay casi el 60% de informalidad, sería algo irracional si aumentara en este momento el costo de contratación de nuevos empleados.

¿Cómo estará la economía en el segundo semestre?

Este comentario no puede estar exento de entender lo que pasa en el mundo.
Infortunadamente, la economía global tiene una cantidad de amenazas, algunas relacionadas con la guerra comercial y otras con la demanda mundial.

Esperamos entrar al segundo y tercer trimestre con un poco más de fuerza. Ojalá los pactos ayuden y tengamos dinámica en el sector de la construcción, que es el que más pegado está, ya que impulsa otras actividades y genera mucho empleo.

Otra tarea muy grande es incentivar la demanda. Colombia tiene una de las mejores cifras de América Latina, pero eso no nos puede consolar porque el país tiene que crecer.
Independientemente de lo que pase en la región, tenemos que crecer entre 4,0% y 4,5% pronto, porque tenemos una meta de superación de pobreza y de equidad.

Eso solo se logra si crece la economía y la actividad empresarial.

¿La tasa cambio hoy está entre las preocupaciones de los empresarios?

Cada vez que hay movimientos en tasa de cambio lo más importante es entender por qué se están dando, y en esta oportunidad las causas son externas.

Si bien este panorama puede ser motivo de preocupación para quienes tienen endeudamiento en dólares, como la Nación y empresas de gran tamaño, las razones por las cuales está tan alta no es el reflejo de una preocupación sobre la economía colombiana.

Siga bajando para encontrar más contenido