Unos llegan y otros se van: sector se reorganiza tras salida de Uber

Conozca cómo está el mercado en Colombia. Entra Sara Lt.

Uber seguirá operando, pese a que Gobierno lo declaró ilegal

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
enero 31 de 2020 - 08:30 p.m.
2020-01-31

Tras 21 días de haber anunciado su salida de Colombia, este sábado es la primera jornada en la que Uber no le permitirá a sus usuarios hacer viajes a través de su ‘app’ en 11 ciudades.

Esto, luego de haber anunciado el pasado viernes 10 de enero que saldría del país, argumentando que acataría el fallo de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) que le ordenaba cesar sus operaciones luego de haber perdido una demanda contra Cotech (Taxis Libres), por competencia desleal, bajo parámetros de la legislación vigente.

(El último día de Uber en Colombia). 

Aunque la compañía estadounidense, que aseguró que tenía 88.000 socios conductores inscritos en Colombia, 2 millones de usuarios y haber hecho más de 300 millones de viajes desde 2013 hasta 2019, intentó quedarse hasta último momento, la realidad es otra hoy.

Unos se van y otros llegan, esa parece ser la dinámica actual del mercado. Desde este sábado, primer día en el que Uber ya no está, entra en operación Sara Lt en Bogotá.

Con corte, la plataforma que es de mujeres para mujeres ya contaba con 6.000 socias conductoras inscritas con un rango de edad de 21 a 65 años, según Felipe Martínez, regional manager de Sara Lt.

El directivo además destacó que inicialmente operarán en Bogotá entre la calle 72 y hasta la 170 en el norte de la ciudad.

Respecto a si llegarán a otros lugares del país, Martínez dijo que sí les interesan otras ciudades, “hemos recibido muchos mensajes de mujeres de Cali, Barranquilla, Popayán y Medellín diciendo que esperan que llegue pronto el servicio”.

La ‘app’, que nació en Buenos Aires, Argentina, espera en los próximos días entrar a Ciudad de Guatemala, seguido de Perú y Uruguay.

(Llegó a Colombia la primera app de transporte exclusiva para mujeres). 


Sara Lt inicia a operar descontando 20% de cada servicio que realicen sus socias conductoras en el país, dijo el directivo de la firma.

ASÍ ESTÁ EL PANORAMA 

Aunque pueden haber más, tras la salida de un gran jugador del mercado, quedan otras plataformas con servicios similares como lo son DiDi, Cabify, Beat, InDriver e incluso la colombiana Picap, que aunque es reconocida por desplazar a la gente en motocicletas, también lo hace a través de carros.

Por ejemplo, InDriver, que llegó a Colombia en 2018, tiene presencia en 13 ciudades entre las que están: Bogotá, Cali, Medellín, Bucaramanga y Cartagena. Esta tiene una particularidad y es que permite negociar la tarifa entre el conductor (taxistas y particulares) y el pasajero.

El porcentaje que esta plataforma cobra por cada viaje es “no es fijo, varía dependiendo de cada ciudad, sin embargo oscila entre el 5% y 9,5%. Aproximadamente, en el 40% de las ciudades en donde operamos, aún no hay comisión por el uso de la ‘app’, y todo lo generado por los conductores va íntegramente a su bolsillo”, según Eduardo Abud, vocero de inDriver en América Latina.

Después de la salida de Uber, que operó en 12 ciudades, la lista del que tiene mayor cobertura en el país la sigue Picap, que nació en 2017 y está en 11 urbes, entre estas algunas de las principales. La firma tiene unos 100.000 socios conductores de motocicletas y autos, a quienes cobra 15% a motos y 0% a los carros.

Cabify, quien compró a Easy Taxi, tiene presencia en seis ciudades, entre las que están Bogotá, Cali y Medellín. Esta cuenta con 50.000 socios conductores y socios taxistas en el país. El porcentaje que solicita al conductor por cada viaje no fue compartido por la ‘app’.

Por su parte, DiDi y Beat operan en cinco ciudades, en las mismas ambas: Bogotá, Cali, Barranquilla, Bucaramanga y Medellín.

La primera de estas tiene 100.000 socios conductores (particulares y taxistas) y recauda por cada viaje entre el 7,5% y el 10%, dependiendo de la ciudad, según información de la plataforma que entró al país el año pasado.

(La app de movilidad colombiana que entrará en operación el martes). 


La segunda en mención (Beat) llegó a Colombia en 2018, cuenta con 50.000 socios conductores y descuenta el 25% de cada viaje a sus colaboradores.

Por último, al ser la más nueva, se encuentra la ya nombrada Sara Lt, que por lo pronto opera en la capital colombiana.

En este punto, cabe mencionar que en el mercado también hay empresas de taxis que han migrado a las plataformas para tratar de captar más clientes como Taxis Libres (Cotech) o Taxia, entre otros. Sin embargo, estos servicios regulados aún no tienen la opción de tarifas dinámicas como las otras ‘apps’ ya mencionadas.

PERFIL DE LOS CONDUCTORES DE UBER

De acuerdo con una encuesta realizada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el conductor de Uber colombiano en promedio tenía 38 años, era casado o cohabitaba con alguien, usaba la ‘app’ 15 horas al mes y ganaba US$10,5 por hora.

De los colombianos encuestados, el 15% de estos indicó que el uso de la plataforma era su única actividad económica.

Asimismo, el nivel de educación que desvelaron los socios conductores que usaban la aplicación era el más alto de los que conducían en otros países de la región. El 71% de estos aseguró contar con más de 12 años de estudios.

El 36% de los que usaban la ‘app’ como un trabajo contribuía a un sistema de pensiones. Respecto a la cobertura en temas de salud, el 71% de los colombianos encuestados dijo que lo pagaba. En estos dos rubros, Colombia tuvo la mayor participación de la región.

CASO UBER EN EL PAÍS 

El pasado 20 de diciembre, un juez de la República de la Superindustria decidió que el servicio de transporte de Uber debería dejar de funcionar en Colombia.

Lo anterior, tras haber perdido una demanda por competencia desleal con Cotech (Taxis Libres), proceso que llevaba tres años en curso.

Aunque solo se le solicitó dejar de operar tres de sus siete servicios, algo que técnicamente no es viable según expertos, Uber decidió que desde este sábado 1°. de febrero dejaba de operar en Colombia.

Aunque apeló a segunda instancia, la firma no esperó el segundo fallo y se fue.

Siga bajando para encontrar más contenido