Negocios

Subió de 27% a 44% los que no se pondrían vacuna anticovid

Según el Pulso Social, los que sí lo harían pasó de 72,6% en julio a 55,7% en noviembre. Mujeres y mayores, los más dudosos.

Vacuna

El perfil de los que se niegan a la posibilidad en noviembre corresponde a mujeres, personas de 55 años o más.

EFE

POR:
María Camila González Olarte
diciembre 22 de 2020 - 09:00 p. m.
2020-12-22

Si bien recientemente el país recibió la buena noticia de que ya existe un plan de vacunación en contra del coronavirus, la disposición de los colombianos a ponerse el biológico ha caído en los últimos cinco meses.

(Lea: Lista la fecha para iniciar la vacunación contra el covid en Colombia)

Esta tendencia la señala el último Pulso Social del Dane, que mide la confianza de los consumidores, la expectativa de la situación económica del país y también las medidas que han tomado los hogares ante la pandemia.

(Lea: Se garantizan 40 millones de dosis de vacunas contra covid)

En la quinta ronda de ese informe, que empezó en julio, apenas el 55,8% dijo estar dispuesto a ponerse la vacuna en noviembre, mientras que los que respondieron lo mismo en el séptimo mes del año fue el 72,6%. Eso quiere decir que la disposición de hacerlo ha bajado 16,9 puntos porcentuales en ese periodo.

(Lea: El plan de vacunación que seguirá Colombia contra la covid)

De acuerdo con el Dane, el perfil de los que se niegan a la posibilidad en noviembre corresponde a mujeres, personas de 55 años o más, con ningún o muy bajo nivel educativo y aquellos que están en condición de pobreza. Esto, porque en comparación, dichas personas fueron las que tuvieron un mayor porcentaje de respuesta negativo a la pregunta del Dane, en unos rangos de entre 45,8% y 51%.

Los motivos que llevan a las personas a no estar dispuestas a ponerse la vacuna, según el departamento estadístico, se explica por el miedo a efectos secundarios del biológico (56,2%), y que este no sea lo suficientemente efectivo (19,9%), según respondieron en la encuesta de noviembre.

Para Juan Daniel Oviedo, director del Dane, estos resultados ponen de relieve que el “plan de vacunación necesita unas campañas de sensibilización sobre cuáles son los efectos adversos, sobre la efectividad de esta vacuna, con el fin de que más personas quieran acceder a este programa”.

Asimismo, Oviedo manifestó que otro de los motivos que están detrás de la decisión de casi la mitad de la población de no aplicarse la vacuna tiene que ver con que las personas que ya han tenido la enfermedad se han recuperado, y “creen falsamente que existe algo como la inmunidad de rebaño”.

También, el director el Dane agregó que “es posible que por temas culturales las personas se estén acostumbrando a vivir con el virus, por lo que las políticas públicas que se tomen para hacer pedagogía son importantes en el plan de vacunación”.

Otro de los puntos que revela la encuesta del Dane es que Cali (57,4%), Ibagué (50,9%), y Bucaramanga (48,6%) son las tres ciudades que tienen el mayor número de personas que no están dispuestas a ponerse la vacuna. En contraste, Santa Marta (19%), Quibdó (25,1%) y Tunja (26,7%) son las zonas en las que menos respondieron de forma negativa a la posibilidad de la vacuna.

Cabe apuntar, sin embargo, que los resultados de la encuesta arrojó son del mes de noviembre, cuando todavía no se conocía el plan de vacunas del Gobierno Nacional para el próximo año, por lo que hay expectativa de que la disposición de los colombianos puede cambiar en el Pulso Social de diciembre, que se conocerá en 2021.

Eso sí, recientemente se aprobó la Ley 333 de 2020, con la que se declara de interés general la estrategia de inmunización contra el covid-19 y cualquier pandemia.

Asimismo, con esta iniciativa se busca dar garantía total de acceso y sin cobro para los colombianos a los biológicos, y se mantiene al Ministerio de Salud como el organismo encargado de priorizar la vacunación. De igual manera, fue descartada la posibilidad de exonerar a las compañías farmacéuticas de su responsabilidad en los eventos adversos. 

MEJORA LA CONFIANZA

Además de las expectativas con la vacuna, la encuesta del Dane también dejó ver que la confianza de los hogares siguió su leve senda de mejora en noviembre, pues el índice en dicho mes fue de 34,4%, frente a un 28,8% que se registró en julio.

“El índice de confianza de consumidor en Colombia tuvo una mejora de 0,4 puntos porcentuales, por la mejora de las expectativas de las mujeres en esas 23 ciudades. Si bien estamos presentando una situación compleja por la pandemia, ha habido una corrección de ese extremo pesimismo”, recalcó Oviedo.

Precisamente, en los resultados se ve que las personas que consideran que su situación económica está mucho peor que la de hace un año disminuyó en noviembre, pues el dato en ese mes fue de 9,1%, mientras que en julio fue de 13,3%.

Asimismo, las expectativas de que su situación económica estará mejor que en los próximos 12 meses también ha mejorado con respecto a lo que respondieron en julio, pues hace cinco meses los que dijeron que estará mejor fueron el 30,1%, mientras que en noviembre el dato subió a 38,8%.

Por ciudades, los que tienen mayor optimismo son Cúcuta, Pasto y Valledupar, quienes son los que respondieron que la situación estaría mejor en un año. Eso contrasta con los Neiva, en donde el 12,5% sostuvo que en un año el panorama económico estará peor o mucho peor.

En cuanto a la posibilidades de acceder a comprar ropa, zapatos o alimentos, el porcentaje de personas que respondió que no puede hacerlo bajó con respecto a julio, pues en noviembre el 70% dijo que no lo podía hacer y en el séptimo mes del año ese dato subió a 85,9%.

“Eso refleja cómo la reactivación económica empieza a facilitar esas condiciones para los hogares, lo cual se traducen en mayor posibilidad de adquirir estos artículos de necesidades básicas”, apuntó Oviedo.

LAS FASES DE VACUNACIÓN

El plan de vacunación tiene dos fases y la prime- ra se compone de tres eta- pas. Primero, abarca a todos los trabajadores de la primera línea de atención y a los mayores de 80 años, es decir 1,6 millones de personas. Luego seguirá el 100% de la población de 60 a 79 años y los trabajadores de salud de la segunda y tercera línea.

La tercera etapa de la fase uno incluye al 100% de las personas de 16 a 59 años con comorbilidades, y al 100% de los profesores de básica primaria y secundaria. Ahora bien, la segunda fase, también prevista para 2021, espera concentrarse en los trabajadores institucionales y en la población que tiene ocupaciones o se encuentran en riesgo.

En el último tramo de esta fase está la vacunación de los que tienen entre 16 y 59 años y no tienen co- morbilidades, que son 17,4 millones de personas.

María Camila González Olarte
@CamilaGolarte

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido