LUNES, 15 DE ABRIL DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Camilo Herrera Mora

2024: Desconfianza

Sin confianza, no se logra nada; así que en 2024 debemos generarla en la gente, desde las empresas.

Camilo Herrera Mora
POR:
Camilo Herrera Mora

2023 fue el año de la incertidumbre en el mundo entero, ya que no era claro como continuaría el ajuste de las economías, las sociedades, las empresas y los consumidores ante el “efecto látigo” que vivimos, después de los confinamientos de 2020, los grandes crecimientos de 2021 y 2022, y los atípicos fenómenos de 2023.

Esta incertidumbre fue un gran reto, aunque todos hemos tomado decisiones con información incompleta y sin tener la certeza que lo que vendrá: seguramente si nuestras parejas hubiesen tenido toda información, hoy no estarían con nosotros.

Ese el reto del día: vivir en la duda de lo qué va a pasar. Más ese fenómeno se profundizó en muchas cosas, pasando de generar incertidumbre a causar desconfianza: las fake news, las desatinadas proyecciones de los económistas, el uso de deep fake en muchas imágenes, videos y audios, el aumento del fraude digital, la dilusión del Woke, entre otros fenómenos: hoy confiar es más difícil, lo que hará que incluso los jóvenes duden en hacer ‘click’ en “acepto términos y condiciones” tan fácilmente como lo hacían.

Adicionalmente, es un año electoral en muchos países: El Salvador, Rusia, Panamá, República Dominicana, México, Uruguay, Estados Unidos, entre otros, que aumentarán del debate político del péndulo de izquierda a derecha y veremos miles de noticias y opiniones vaticinando el fin de la democracia en muchos lugares, causando aún menos confianza en las instituciones que tenemos y muchas agresiones en redes sociales. Mientras siguen las guerras que conocemos y posiblemente algunas nuevas.

Como un bálsamo están los Juegos Olímpicos 2024 en París y la Copa América en Estados Unidos, en adición a muchas justas deportivas que se darán en el mundo y que nos aportarán un poco de esperanza y algo de frustraciones. A lo que vale sumar que muchas de los estrenos cinematográficos en 2024, son la segunda película de alguna que fue exitosa, su precuela o su evolución, dejando ver que los estudios fueron golpeados por las huelgas y la falta de creatividad.

Colombia no es la excepción al fenómeno: la economía creciendo poco, los problemas de comunicación del Gobierno, la gran cantidad de reformas al mismo tiempo, la reducción de los requisitos para cargos públicos, la interpretación relativa de las normas, el potencial incumplimiento de la regla fiscal, la elección de Fiscal, de Procurador, de Defensor del Pueblo, la paz total, el cambio los estratos socioeconómicos, el incumplimiento del programa del Gobierno Nacional y la entrada de mandatarios locales entre otra gran cantidad de fenómenos que llaman más a la desconfianza que a la tranquilidad. Al ver 2024, quisiera devolverme a 2023.

Sin confianza, no se logra nada; así que en 2024 debemos generarla en la gente, desde las empresas con productos funcionales y comunicaciones prácticas, hasta el gobierno con mensajes claros y ejecuciones concretas. Necesitamos hechos, no promesas.

CAMILO HERRERA MORA
Fundador de Raddar.

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes