VIERNES, 01 DE MARZO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Rodolfo Segovia S.

¿De dónde salió el estado de Israel?

A fines de 1947 la ONU partió a Palestina en dos estados. Los judíos (550.000), aceptaron, no así los países árabes vecinos y los palestinos.

Rodolfo Segovia S.
POR:
Rodolfo Segovia S.

¿De donde salió ese Israel que Hamás dice no reconocer? Su origen próximo, sin meterse en honduras bíblicas, se remonta a loa últimos años del siglo XIX. A fines de 1894, un tribunal militar condenó a prisión perpetua al capitán francés, Alfred Dreyfus, judío, por espionaje en favor de los alemanes. 

Fue una sentencia inicua e inspirada por el antisemitismo imperante en el ejército. Mientras Dreyfus cumplía la sentencia en la Isla del Diablo (Guayana), fue creciendo un rechazo por la injusta condena, que tuvo su máxima expresión en el artículo J’accuse de Émile Zola. Se reabrió su causa, pero el ejército le volvió a condenar. Solo años más tarde se le absolvió de pleno derecho.

El Affaire Dreyfus concitó muchas reflexiones sobre el futuro de los judíos en Europa. Algunos llegaron a la conclusión que la integración era un espejismo, que no tenían cabida en sociedades donde el antisemitismo era subyacente, parte integral de la cultura. La solución que proponían era encontrar un hogar propio para los hebreos.

Concibieron entonces dirigirse a Palestina, la tierra ancestral, que por entonces hacía parte del imperio turco. Centenares de judíos se trasladaron a terrenos que se fueron comprando con apoyo de comunidades en todo el mundo. El instrumento básico de colonización fue el kibutz, unidad agrícolas comunitaria de inspiración socialista. Otros se dirigieron a ciudades como Tel-Aviv, o a kibutz capitalistas e industriales.

Los turcos habían explotado y martirizado Palestina. Gran parte del país era en un erial pedregoso y deforestado. Los recién llegados comenzaron pacientemente a reconstruirlo. Optaron, además, por recuperar el hebreo, una lengua que sobrevivía apenas en las sinagogas, para entenderse entre judíos de diversos orígenes.

A fines de 1917, Gran Bretaña anunció su apoyo a un “hogar nacional” para los judíos en momentos en que libraban un enfrentamiento contra los turcos por Palestina, un episodio de la Gran Guerra. Buscaban aliados locales.

La inmigración continuó después de la Primera Guerra bajo el mandato inglés de Palestina, y también se agudizaron las tensiones entre judíos y palestinos que competían por espacio vital, con insurrecciones palestinas, más que todo como protesta contra la creciente presencia hebrea y que dieron lugar a la creación de unidades de autodefensa. Los judíos pelearon al lado de Inglaterra contra los nazis.

En esa confrontación existencial se afiló el embrión de un ejército nacional. Pasada la Guerra, los ingleses se hastiaron de un mandato que no les traía sino sinsabores: ambos contendientes los consideraban enemigos.

A fines de 1947 las Naciones Unidas partieron a Palestina en dos estados. Los judíos, que no eran sino 550.000, aceptaron, no así los países árabes circunvecinos o los propios palestinos, que eran 1.700.000.

La guerra fue terrible y contra toda previsión, vencieron los judíos. Su Estado se consolidó, y se generó una ola de refugiados parte de la cual fue a dar a la Franja de Gaza. Después de dos guerras más, los refugiados se multiplicaron. Lo demás es presente.

RODOLFO SEGOVIA S.
​Exministro e historiador

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes