MIÉRCOLES, 21 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Ricardo Santamaría

El poder de la inclusión

Las causas sociales que buscan ayudar a personas tienen otro poder: Transforman para bien la vida de las personas que trabajan en ellas.

Ricardo Santamaría
POR:
Ricardo Santamaría

Hace unos días, invitado por la Fundación Best Budies Colombia, moderé un conversatorio entre Andrés Moreno, fundador y director de Open English y Bernardo Vargas, creador de esta fundación con su esposa Olga Lucía Lacouture. Cada uno a su manera es un campeón de la inclusión y en el sector donde se mueven, han hecho una verdadera revolución social. Mas que un poder, la inclusión es un super poder que transforma la sociedad.

Con el correr de los días, me surgieron estas reflexiones. La mayoría de las fundaciones y proyectos sociales que hacen la diferencia en Colombia, nacen de algo que inicialmente se considera un fracaso, un revés de la vida o, incluso, una tragedia. Pero gracias precisamente a ese hecho o situación, que transforma la consciencia y la manera de ver el mundo de los afectados, nace una idea portentosa que pone su grano de arena para transformar positivamente el mundo.

No importa si con lo que se hace se impacta la vida de una persona o de un millón: Es igual. Lo importante es la acción que se emprende, que además de cumplir el objetivo de cambio, inspira a otros para que impulsen algo similar o den su apoyo solidario a una causa.

Las causas sociales destinadas a cambiar el mundo, o una parte de él, requieren por lo menos dos cosas: La voluntad inquebrantable de sacarlas delante de una persona, o un pequeño grupo, al cual, rápidamente se suman otros que adoptan el proyecto como propio y se consolida un equipo indestructible que es capaz de sortear dificultades y construir un presente y un futuro estable y sostenible para esta iniciativa.

Generalmente las políticas públicas que se suman a estas causas se demoran en llegar y para que lo hagan se necesita una lucha diaria y constante. Muchas veces hay que abrirse paso de forma solitaria entre las instituciones públicas que permanecen distantes a las iniciativas que surgen de la sociedad civil. Pero al mismo tiempo, siempre surgen personas de esas entidades públicas que se juegan a fondo para producir esa unión pública-privada que hace de las iniciativas sociales proyectos sólidos.

Estas causas sociales que buscan ayudar a personas que sufren, tienen problemas o son discriminadas, tienen otro poder: Transforman para bien la vida de las personas que trabajan en ellas.

No hay nada como el servicio para tener una vida con propósito. Los grandes héroes de la sociedad colombiana no son los políticos ni los famosos: Son personas muchas veces anónimas que han hecho del servicio desinteresado a los demás una forma de vida. En su ejemplo, todos nos inspiramos.

La intuición y los resultados que se construyen a partir de un camino de aciertos y errores, son los mejores compañeros en el viaje de construir causas sociales sostenibles. El ego y el exceso de planificación son malos consejeros. En Colombia son muchos más los que ayudan de forma silenciosa y efectiva. Encontrarlos y apoyarlos es un propósito.

RICARDO SANTAMARÍA
Analista

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes