VIERNES, 01 DE MARZO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Ricardo Villaveces P.

El qué y el cómo

De Petro se conocían sus dotes como agitador y sus pésimas condiciones como administrador público demostradas en su paso por la alcaldía.

Ricardo Villaveces P.
POR:
Ricardo Villaveces P.

Es lamentable el desperdicio en que como sociedad está incurriendo Colombia. En tiempos tan confusos y agitados para el mundo entero, cuando no se puede excluir, ni siquiera, la posibilidad de que se llegue a conflictos que se creía haber superado después de la Segunda Guerra Mundial. Colombia, aunque con problemas y dificultades, ha logrado muy importantes avances en todos los frentes.

Niveles de cobertura en salud y educación, infraestructura, tasas de mortalidad, crecimiento de su clase media etc, etc. En fin, sería un momento que bien aprovechado nos permitiría seguir superando todo lo que nos falta y construir sobre lo construido debería ser el propósito de nuestra sociedad.

Por muchas razones que nos deberían llevar a reflexionar, en las últimas elecciones la opción final fue para dos candidatos que dejaban muchas dudas, pero fueron el resultado de un proceso democrático que se respetó.

De Petro se conocían sus dotes como agitador y sus pésimas condiciones como administrador público demostradas en su paso por la alcaldía. No eran claras sus actitudes y posiciones mesiánicas ni su obsesión por los grandes escenarios mundiales para presentar en ellos sus incomprensibles peroratas, pero hay algo qué hay que reconocer: sus planteamientos sobre lo que considera se debe hacer son, en gran parte, muy razonables.

Decir qué hay que luchar contra el cambio climático, qué hay que mejorar el sistema de pensiones o el de salud, que se debe dar atención a las comunidades marginadas y excluidas son el tipo de planteamientos sobre los que es fácil ponerse de acuerdo. Incluso con respecto a algunos temas internacionales candentes como el del problema palestino no es difícil coincidir con su planteamiento de que los palestinos tienen derecho a tener su propio país.

Planteamientos como esos deberían unir al país para avanzar sobre lo que se ha logrado y corregir aquello que no ha funcionado debidamente.

Lo que es inconcebible es que, como país, estemos perdiendo estos años por cuenta de las posiciones radicales en cuanto al cómo lograr lo que plantea y que, en lugar de apoyarse en los conocedores y en los técnicos, los planteamientos se queden en posiciones ideológicas sin nexo con la realidad, en que los anuncios se queden solo en eso y el seguimiento y la ejecución sea lamentable.

Más preocupante aún ver, no solo que está rodeado de gente que no es la adecuada, sino que para él gobernar es mandar mensajes por Twitter (X) y su personalidad lo lleva a esas euforias en las cuales puede mandar cientos de mensajes en un día, como ha ocurrido con el caso de Hamás, que pueden tener todo tipo de contradicciones e incoherencias.

Por esta vía los daños que va a causar al país serán muy graves y, en el mejor de los casos, habremos perdido cuatro años.

RICARDO VILLAVECES P.
​Consultor privado.

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes