close

VIERNES, 23 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Ricardo Santamaría

En modo campaña

Lo que pasó la semana pasada con el asedio de los manifestantes a las cortes de justicia es muy grave y fue promovido por el Presidente. 

Ricardo Santamaría
POR:
Ricardo Santamaría

Los acontecimientos en el gobierno Petro se suceden unos tras otros de forma vertiginosa. Seguirlos, analizarlos y conectarlos para entenderlos se convierte en una tarea difícil. Creo que una pregunta pertinente es esta: ¿Qué es lo que mueve hoy al presidente? ¿Sacar adelante sus reformas? ¿Posicionarse como un líder mundial de las soluciones al cambio climático? ¿Consolidar su iniciativa de la paz total? Ninguna de las anteriores.

Mi opinión es que entró de lleno a su campaña política y sus mejores esfuerzos los va a dedicar a tratar de poner un sucesor para su proyecto político. El tema de fondo con Petro, como yo mismo y muchos ya lo han dicho, es que más que gobernante es un activista.

Le gustan los discursos no los consejos de ministros. Elabora mejor sus consignas que sus decretos.
Ejerciendo el poder luce aburrido, cansado, desentendido, disperso. Pero cuando convoca una movilización o da un discurso de candidato, se le ve despierto, vital. Es su elemento.

Lo que pasó la semana pasada con el asedio de los manifestantes a las cortes de justicia es muy grave y fue promovido por el Presidente, varios de sus ministros y altos funcionarios de su Gobierno. Con el cuento de presionar a los magistrados para que designen fiscal general de la nación, el lamentable incidente casi termina en tragedia. El tema con el Palacio de Justicia es muy delicado en la memoria colectiva de los colombianos por lo que ocurrió el noviembre de 1985 con la toma violenta de este lugar por parte del M-19.

Y basta con la confirmación de los magistrados de que sintieron miedo, tal como lo dijeron, para afirmar que fue una acción ilegal y de provocación. Dios sobe lo que hubiera ocurrido si ingresan al edificio, como ocurrió en el capitolio de Estados Unidos cuando el entonces presidente Trump azuzó a los manifestantes para que emprendieran esa locura.

La contradicción de fondo que ocurre con el presidente es que su actuación como gobernante le resta todas sus posibilidades para imponen un sucesor. Los números de las encuestas no mienten. La popularidad del gobierno va para abajo. El electorado colombiano es maduro. Como van las cosas en esta administración, pasarán décadas para que triunfe de nuevo un gobierno de izquierda. Pero Colombia está entrando a una etapa de mucha inestabilidad política. Innecesaria. El presidente para movilizar a sus seguidores inventando historias de golpes de estado que solo crean enfrentamientos de poderes.

Así gobernó Petro Bogotá y el resultado es el mismo que hoy tenemos en el país. Un muy pobre desempeño en avances sociales, en cumplimiento de metas. Muchas equivocaciones y nadie responde. Como la pérdida de los panamericanos para Barranquilla y lo único que escuchamos del presidente es que fue culpa del anterior gobierno.

¿Qué hacer? Mantener el rumbo de trabajar por Colombia. Invertir. Sostener las empresas y los emprendimientos. Ser independientes, críticos pero positivos. Actitud constructiva.

Ricardo Santamaría

Analista.

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes