VIERNES, 01 DE MARZO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Salomón Kassin Tesone

Incógnitas desconocidas

Para comienzos del siglo XXII, bien puede ser que el resultado que nos deja esta tragedia traiga finalmente un fin del terrorismo.

Salomón Kassin Tesone
POR:
Salomón Kassin Tesone

Son momentos de tristeza, de intensa ira y profundo dolor y por qué no decirlo, de miedo (por todo lo que ocurre en el Medio Oriente, acá en Colombia y en el resto del mundo). Quiero por un momento dejar llevar mi imaginación y pensar en eventos inesperados que podrían lograr algo de estabilización en esa región del mundo que algunos siguen denominando ‘Tierra Santa’.

Asumo que al final de la guerra se presenta un proceso por medio del cual el control militar y policivo de Gaza lo asumen, con el respaldo de Estados Unidos y Europa Occidental, fuerzas multilaterales; Y que el Banco Oeste del Río Jordán logra su soberanía bajo un acuerdo federal con el Reino de Jordania. Este, un pensamiento plausible que tomará tiempo y requiere de la evolución de un liderazgo árabe que imponga en el pueblo Palestino, la aceptación de una convivencia pacífica con el Estado de Israel.

Creo posible lo anterior, dado que, si nos abstraemos del tema árabe-israelí y analizamos el conflicto sectario, las tensiones entre Shiítas y Sunnis que alimentan Irán y Arabia Saudita, con consecuencias de poder fracturar Irak y Siria, es evidente que el reajuste político en la región va mucho más allá de la realidad árabe-israelí, y es independiente de la misma.

Bien podría darse que los Países árabes Sunnis, concluyan que el enemigo común que han creado en su imaginario para poder unirse entre sí, cual es Israel, puede convertirse en un aliado contra su real enemigo, el terrorismo. Este mismo lo promueven los Ayatolas desde Irán y los Imanes en los púlpitos fundamentalistas y guerreristas Shiítas. En efecto, los Sunnis, una inmensa mayoría de los musulmanes del mundo (que en su conjunto son la segunda religión con más fieles en el planeta) pueden liderar un cambio y continuar en una fórmula de convivencia que ya se había iniciado con los llamados ‘Pactos de Abraham’.

Las organizaciones ‘Yijad’ (en la acepción guerrera del término), constituyen una poderosa fuerza transnacional que para derrotarla se va a requerir que los países busquen realinearse. Será indispensable para enfrentar un poder terrorífico que es, además, beneficiario del lucro que da el comercio de la droga, una fuente de poder económica sólida y estable.

Afín al pensamiento de Huntington descrito en su libro Choque de Civilizaciones, el enfrentamiento culmina en un nuevo alineamiento para enfrentarse, pero no Oriente contra Occidente. La confrontación, una en la cual Arabia Saudita y los países árabes con Israel sirviendo de bisagra se unen a Europa y Estados Unidos, para enfrentar a Irán y sus países subsidiarios, respaldados por Rusia y China, todos contra el terrorismo dondequiera que esté.

Para comienzos del siglo XXII, bien puede ser que el resultado que nos deja esta tragedia traiga finalmente un fin del terrorismo. Esas son finalmente las incógnitas. ¿Es posible? Al final de la Segunda Guerra Mundial, era difícil imaginarse que la Unión Europea lograría consolidar la paz entre sus Estados miembros.

SALOMÓN KASSIN
​Banquero de inversión

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes