VIERNES, 01 DE MARZO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Salomón Kassin Tesone

La psicología del totalitarismo

En Colombia, los cambios que están ocurriendo de forma simultánea, afectan las bases de las instituciones y generan la retórica del miedo. 

Salomón Kassin Tesone
POR:
Salomón Kassin Tesone

El profesor, Mattias Desmet, psicólogo, político belga, catedrático de la Universidad de Ghent en su libro La Psicología del Totalitarismo, nos enseña cómo cuando en la sociedad surge miedo, la consecuencia inmediata es la búsqueda de un incremento al control por parte del Estado.

Las redes sociales han venido remplazando a la familia, a las religiones y a las comunidades. Persiste, sin embargo, la misma necesidad básica de ‘pertenecer’. El instinto humano lleva a que el individuo busque asociarse a algún grupo que esté de acuerdo con sus intereses o ideas. Al ‘pertenecer’ a este grupo confía en las opiniones y criterios y no las cuestiona; igual como en el pasado no cuestionaría a sus mayores o a la religión.

Comienza así un proceso de radicalización, no solo por el miedo que estos grupos infunden en sus seguidores, sino por el miedo mismo de la gente a no ‘pertenecer’. Además, en el intercambio por este medio, toda reacción es inmediata. Hay ausencia de reflexión y de discusión.

El diálogo intergeneracional disminuye, pues la familia extendida se ha ido reduciendo en la medida en que prima el contacto entre pares. De esta manera, se va perdiendo la tradición oral que enriquecía el conocimiento e iba cohesionando los valores. El profesor Desmet relaciona el surgimiento de esa nueva revolución tecnológica, con un alto nivel de intolerancia, dado que la necesidad de crear un vínculo emocional conlleva a la búsqueda de aquellos con opiniones afines a la opinión propia, desautorizando a cualquiera que tenga una opinión contraria.

Hay poca oportunidad de poder saber cómo es el pensamiento extraño. Emerge una narrativa que prohíbe el cuestionamiento; un fortalecimiento de la censura como consecuencia del pensamiento grupal. El profesor Desmet argumenta que cada vez son mayores las amenazas a la libertad individual. El Estado ejerce en la sociedad un poder tal, que altera las reglas mismas de la vida en sociedad y lo que constituye ser un ciudadano.

Las limitaciones al poder político cada vez son menores y la tolerancia social a la diversidad va en declive. “Aquel que no está conmigo, está contra mí”, se convierte en la forma de ser, prevaleciente en la sociedad. Un claro ejemplo de cómo la población cada vez se vuelve más tolerante con los líderes que coinciden con su pensamiento y más radicalmente intolerante con aquellos que se oponen a él, es lo que está ocurriendo en EE. UU., en anticipación a la elección de Presidente.

La radicalización en los gobiernos, puede caer en el dogmatismo y segregar un país hasta convertirlo en dos masas críticas, que ni se entienden, ni trabajan por los mismos intereses.

En Colombia, los cambios que están ocurriendo de forma simultánea, afectan las bases mismas de las instituciones y generan la retórica del miedo, cuya consecuencia es romper la voluntad de dialogar. Existe un peligro real que, a tres años vista, surja un gobierno, bien sea de derecha o de izquierda, que torne al totalitarismo.

SALOMON KASSIN
Banquero de inversión

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes