MIÉRCOLES, 21 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Mario Hernández Zambrano

La voz de quienes no tienen nada...

Petro anda en otro paseo. Quiere gastar más plata y abrir el boquete fiscal, pero no destinando la plata para los pobres. Populismo muy barato.

Mario Hernández Zambrano
POR:
Mario Hernández Zambrano

Para nadie es un secreto que Colombia es un país de regiones con sus propias características y costumbres, vocaciones productivas e idiosincrasia, pero cuyos intereses son compartidos y comunes, todo desde nuestra formación republicana. El resultado ha sido la conformación de polos de desarrollo económico con mercados interconectados, caso muy particular y no comparable con el resto de países latinoamericanos.

Sin embargo, por razones que no es del caso considerar aquí, se ha generado una serie de distorsiones regionales que tienen que preocupar mucho, la primera de las cuales es una concentración de la riqueza y lo más grave con concentración de la pobreza, procesos que se retroalimentan cada día más y traen fenómenos nada saludables para el bienestar general que induce a pensar que la ‘cacareada’ descentralización no se ha hecho bien. Lo paradójico es que ninguna zona del país se escapa, así las cifras globales parecieran decir lo contrario, pero cuando se desagregan, el panorama no es nada bueno.

De acuerdo con los datos que acaba de publicar el Dane, el 36,6% de los colombianos (19 millones) viven en la pobreza, esto es, viven con menos de $396.900 al mes y el 13,7% (7,2 millones) con menos de $198.698/mes, esto es, escasamente 6.000 pesitos/día. Este dramático y triste panorama de nuestro país no es un asunto de izquierda ni de derecha, sino una realidad que se debe enfrentar sin contemplación y sin caer en la narrativa barata y falaz de quienes hoy están en el gobierno.

Es culpa de todos pero incluyendo quienes hoy rigen los destinos. En lugar de estar regalando el dinero de los contribuyentes a quienes destruyen la vida y delinquen, debería estarse atendiendo a quienes realmente lo necesitan. Ni Bogotá se escapa del triste espectáculo. Puede que haya quienes se ufanan que la pobreza en la capital es solo el 28%, pero eso significa que 2,2 millones de personas viven con $13.000/día, (dos huevos, una bolsa de leche y una libra de hueso de costilla) y 640.000 bogotanos no llegan ni a la mitad de eso.

Los tecnócratas de Bogotá se alegran porque se comparan con Medellín que tiene un millón de pobres, en Barranquilla más de 700.000 y en Cali 560.000. Claro que en Bogotá se necesitan corredores verdes, innovación y economía circular, pero en la campaña a la alcaldía no se escuchó casi nada sobre pobreza e indigencia, como tampoco sobre los casi 450.000 desempleados o que el 32% de los ocupados, más de 1,2 millones, son informales. Y el drama en la costa Caribe y en Chocó es para llorar en pobreza e indigencia. Pero haremos los juegos panamericanos, destacado, pero esa no puede ser una prioridad.

Petro anda en otro paseo, generando broncas por doquier y atacando a las empresas que pagan impuestos y generan empleo, quiere gastar más plata y abrir el boquete fiscal, pero no destinando la plata para los pobres. Populismo muy barato.
...
PD 1. Con la inflación actual que ha caído muy poco y el derrumbe de la economía, el aumento del salario mínimo debe ser un instrumento de protección de los pobres.
...
PD 2. Muy destacada la idea del expresidente Iván Duque de promover el talento y liderazgo en las regiones con la fundación de investigación y desarrollo que acaba de lanzar. Muchos éxitos y es un ejemplo desinteresado que hay que apoyar.

Mario Hernández
Empresario exportador

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes