close

VIERNES, 01 DE MARZO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Jorge Restrepo

Las estadísticas y la confianza

La Policía Nacional decidió desde enero excluir algunos homicidios de las estadísticas que desde 1952 lleva con consistencia.

Jorge Restrepo
POR:
Jorge Restrepo

Hay pocos bienes públicos puros: servicios o productos que se consumen sin pagar, que nadie puede impedir que se consuman si no se pagan, y que si uno los usa nada impide que otros los usen.

En Colombia hay varios: la radio y televisión pública que produce RTVC, con magníficos ‘podcasts’ -no dejen de escuchar los de Santiago Gamboa-, sus completos, creíbles y oportunos programas de noticias en radio y televisión, el sistema de emisoras para la paz; los conciertos en parques e iglesias de la Orquesta Filarmónica de Bogotá y su coro de hijos e hijas de la paz, que nos reconcilia; el sistema de bibliotecas, museos y las áreas culturales del Banco de la República; una buena política exterior; la seguridad nacional. Y las estadísticas.

Por ello es tan preocupante lo que ha ocurrido recientemente con las estadísticas de homicidio y con la Encuesta de Calidad de Vida.

La Policía Nacional decidió desde enero excluir algunos homicidios de las estadísticas que desde 1952 lleva con consistencia: las muertes que causa otra persona cuando “no hay intención de causarla”, cuando “ocurren en operaciones de la fuerza pública” o cuando hay duda si se trató de un suicidio. En todos esos casos, la policía se erige en juez sin serlo. Este cambio no genera seguridad, ni mejora la percepción de seguridad. Por el contrario, genera desconfianza en las cifras y en los resultados de la fuerza pública.

El Gobierno Nacional debe revertir el cambio, divulgar y producir series estadísticas comparables y en el futuro consultar tales modificaciones de forma pública con los usuarios: autoridades y gobiernos locales, la comunidad de expertos, analistas y medios de comunicación.

Caso similar ocurrió con la Encuesta de Calidad de Vida del Dane, esencial para conocer los niveles de pobreza, el bienestar de la población y la incidencia de políticas públicas y decisiones de gobierno.

El Dane decidió, sin consultar con los usuarios o con los propios comités de expertos -incluido el de medición de la pobreza-, excluir 155 preguntas de 700.

Por fortuna la directora del Dane aseguró que no se excluyeron preguntas que permiten calcular el gasto en servicios de salud y medicamentos, lo que podrá medir el impacto de las decisiones del gobierno sobre el sistema público de salud.

Sin embargo, como en el caso de las estadísticas de homicidio, la decisión de excluir otras 155 preguntas tampoco fue consultada con expertos o usuarios y no se conoce cuál será su impacto sobre la confianza en la medición de la pobreza y la calidad de vida.

Debemos cuidar y preservar estos bienes públicos, promover que se sigan prestando, mantener su financiación por el Estado y llevarlos a quienes no alcanzan a disfrutarlos.
La confianza de los ciudadanos en el Estado, el valor social de sus acciones, depende en buena parte de que se sigan prestando, sin involuciones.

Jorge Restrepo

Profesor de Economía de la
Universidad Javeriana.
X: @jorgearestrepo

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes