DOMINGO, 03 DE MARZO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Beethoven Herrera Valencia

Mujeres en las flores de Colombia

En el sector floricultor se vive una severa precarización, pues las mujeres enfrentan la doble jornada laboral por el trabajo doméstico.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia

Por estos días las flores se ponen de moda, pero mientras la mayoría de análisis se concentran en los efectos económicos de su producción y exportación en la generación de empleos y divisas, pero tienden a pasarse por alto las condiciones en las que laboran las mujeres en ese sector.

La producción y exportación de flores son actividades profundamente feminizadas, con una participación que alcanza al menos 70% de mujeres laborando en procesos de producción y poscosecha, pero ellas han vivido en una invisibilización histórica.

Esta situación ha generado un intenso debate de género y perspectivas feministas acerca de si esa participación de las mujeres les abre camino a una mayor independencia personal y genera competencias de participación social y de discusión acerca de las condiciones de trabajo, remuneración y de las dificultades que enfrentan para organizarse, por ejemplo, sindicalmente.

Hay quienes sostienen que la inserción laboral de las mujeres en las flores conlleva una mejoría en la autonomía económica y el empoderamiento de las mujeres, sobre todo madres de familia, mujeres afectadas por violencia y desplazamiento y mayormente jefas de hogar.

Quienes así opinan argumentan que la obtención de ingresos propios ha propiciado relaciones más igualitarias en el hogar, fomentando un diálogo constructivo sobre temas económicos y contribuyendo a la toma de decisiones compartida.

Un estudio que realizamos hace un cuarto de siglo concluyó que el acceso de las mujeres al trabajo en los cultivos de flores modificó la estructura jerárquica tradicional del hogar, permitiendo una distribución más equitativa de responsabilidades con menos desigualdad en la toma de decisiones.

Frente al tradicional sometimiento de la mujer cuando sólo el jefe del hogar trabajaba y era la única fuente de ingresos de la familia, con el ingreso de las mujeres al trabajo remunerado ellas han logrado autonomía financiera y ello ha generado nuevos roles en la gestión del hogar. En este nuevo contexto, las mujeres han desarrollado habilidades en la toma de decisiones relacionadas con la administración de la familia.

Además, la convivencia de amplios grupos de mujeres en el sitio de trabajo ha propiciado la formación de grupos que comparten experiencias y se organizan para enfrentar los desafíos cotidianos y genera redes sociales inexistentes en las estructuras tradicionales. Como ha expresado la economista Helen Granados: “Estos espacios no solo fomentan la discusión de temas domésticos, sino que permiten el intercambio de ideas sobre el desarrollo personal y profesional”.

Esta extendida en la economía colombiana la implementación de contratos temporales por la estacionalidad de las cosechas y exportaciones, de los ciclos de las cosechas y de las ventas. En el sector floricultor, como en general en el sector laboral del país, se vive una severa precarización pues las mujeres enfrentan la doble jornada laboral cuando asumen casi siempre la totalidad de la carga del trabajo doméstico.

BEETHOVEN HERRERA VALENCIA
​Profesor Emérito de la Universidad Nacional y de las Universidades Javeriana y del Magdalena

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes