close

SÁBADO, 13 DE ABRIL DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
María Sol Navia V.

No más globos, aterrizar acciones

Las reformas: salud, pensiones, laboral, que tienen en ascuas la economía, el empleo, la inversión, al margen. Necesitamos acuerdos para avanzar.

María Sol Navia V.
POR:
María Sol Navia V.

Pasadas las elecciones de octubre, la pregunta que se hizo el país fue cuál sería el camino y la actitud que tomaría el presidente ante la clara derrota y el rechazo explícito de los colombianos a sus propuestas, estilo y modelo de gobierno. Si realizaría el timonazo necesario y esperado para enderezar el camino y mejorar la percepción de su gobierno, o si se radicalizaría para continuar la senda negativa y la pendiente por el que está conduciendo a Colombia.

Todo parece continuar bajo sus mismos patrones de conducta, una de cuyas características ha sido lanzar globos al aire, sin fundamentos claros de propósitos y ejecución. ‘La paz total’, ‘Colombia Potencia de la Vida’, ‘Esparcir el virus de la vida por las estrellas del universo’; todas estas frases acuñadas que en algunos casos han sido motivo de memes, como la última en la asamblea de la ONU, han quedado sin contenido.

Mal puede hablarse de paz total, potencia de la vida, o virus de la vida, cuando el país se hunde en la violencia, el crimen, la corrupción y la desaceleración económica a ritmos ascendentes y la vida se deteriora en todos sus indicadores.

Los secuestros disparados, las extorsiones, el reclutamiento ilegal de niños con todas sus consecuencias para la vida de ellos, y el empleo disminuyendo su ritmo luego de la recuperación que alcanzó a tener por el buen comportamiento de la economía después de la pandemia.

La pasada semana lanzó lo que parece otro globo extraño, después de despotricar de manera permanente, agresiva y despectiva del sector privado, de los empresarios, de los bancos, de los gremios, sorpresivamente invita a un grupo de dirigentes empresariales a una reunión en Cartagena.

Reunión con unas características muy particulares: primero, no están todos los que son, ni son todos los que están; excluye representantes de Antioquia y Barranquilla, coincidencialmente regiones donde sufrió las peores derrotas en octubre; cuál fue el criterio de selección: ¿Divide y reinarás? (como en el caso de los gobernadores). Indudablemente los invitados debían asistir, pero quedaron sectores y empresas claves sin representación. Los gremios ausentes, totalmente ignorados, cuando estos tienen la vocería que sus afiliados y la sociedad les reconocen.

Los propósitos y declaraciones posteriores fueron absolutamente vagas: Acuerdo sobre la mejora de la educación para lograr productividad, es algo totalmente obvio, sobre lo que no hay ninguna discrepancia y, por tanto, necesidad de acuerdos fundamentales. Búsqueda de la equidad y de la integración territorial, igual. Desarrollo productivo de la tierra y economía popular, exactamente lo mismo.

Nadie discrepa de estos objetivos básicos. Pero nada de planes ni acciones concretas que el país esperaba como primer paso al ‘Gran Acuerdo Nacional’, que mucho enuncia, pero no trabaja. Las terribles reformas: salud, pensiones, laboral, que tienen en ascuas la economía, el empleo, la inversión, al margen. Necesitamos acuerdos precisos para avanzar.

MARÍA SOL NAVIA V.
​Exministra

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes