DOMINGO, 14 DE ABRIL DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Andrés Barreto

Alegando su propia culpa

Al Ministerio que se le vencen las vacunas y tramita erradamente reformas se le ocurrió demandar a sus vigilados por propia omisión en sus funciones.

Andrés Barreto
POR:
Andrés Barreto

El pasado 14 de enero, el Ministerio de Salud interpuso una acción popular en contra de 21 EPS. La acción popular, según la Ley 472 de 1998, está orientada a garantizar la defensa y protección de derechos e intereses colectivos. Dentro de los argumentos del Gobierno se aduce el incumplimiento de indicadores financieros, fallas por la administración del patrimonio público, atentar contra la moral administrativa, limitar el acceso al sistema de salud, entre otras.

Curiosamente el Ministerio es responsable del tortuoso trámite de la reforma a la salud en el Congreso, en donde las EPS han señalado que el problema del sistema es estructural y obedece a la insuficiencia de recursos, las deudas generadas por la covid19, los indicadores y cálculos financieros desactualizados, los tratamientos no previstos por el Plan de Beneficios en Salud, y el impago que acumula una mora de dos años, obligándolas así a soportar la carga financiera con sus patrimonios.

Más allá de lo extraño de accionar a unos particulares (EPS) por hechos y situaciones que el Estado puede verificar, exigir y sancionar en el marco de las funciones de inspección y vigilancia, es que el Ministerio se abrogue la vocería de un grupo plural de afectados por su propia incapacidad, así como las fallas en el servicio por acción y omisión.

Por ejemplo, aún no tienen funcionarios en propiedad (Invima), quieren unificar un sistema de pago directo a hospitales y especialistas politizando el acceso a la salud, así como crear una caja centralizada en el ADRES.

Al Ministerio que se le vencen las vacunas y tramita erradamente reformas, ahora se le ocurrió demandar a sus vigilados por la propia omisión en sus funciones, las que bien podría adelantar en cabeza de la Superintendencia Nacional de Salud, que actualmente está acéfala.

No se entiende cómo, más allá de la pugnacidad de accionar a unos particulares en la mitad de una discusión tan delicada como la reforma, se esté intentando por todas las vías implosionar el sistema para así culpar a los actores y eslabones del mercado, buscando estatizarlo a manos de la politiquería y corrupción.

Ojalá primero haya avances en la Acción Popular que interpusimos desde el pasado 7 de diciembre de 2023 en contra de la Nación, con el fin de proteger los derechos colectivos de más de 20 ciudadanos afectados, usuarios y otros actores, con miras a que se decreten medidas cautelares y se impartan órdenes para que el Gobierno deje de asfixiar el sistema acabando un mercado en competencia, y más bien se centre en la protección del derecho fundamental a la salud.

La acción fue repartida desde el 12 de diciembre pasado y está a la espera de admisión, esperemos que sea una herramienta para proteger la prestación del servicio y el interés colectivo, como es su esencia.

ANDRÉS BARRETO GONZÁLEZ
​Director General De La Espriella Lawyers.
andresbarretog@gmail.com

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes