MIÉRCOLES, 21 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Miguel Gómez Martínez

El misterioso factor

El verdadero cambio en materia económica consiste en poner la productividad como eje prioritario de la política económica. 

Miguel Gómez Martínez
POR:
Miguel Gómez Martínez

Es al ganador del premio Nobel de Economía en 1987, Robert Solow, que se debe el más completo análisis de los factores del crecimiento económico. Para Colombia, que ya registró un crecimiento negativo en el último trimestre y que parece encaminarse a la recesión, este economista tiene muchos elementos que aportar.

A pesar de la importancia del crecimiento para la economía, sigue siendo un tema que no ha podido ser del todo aclarado. Sin duda los factores tradicionales -capital y trabajo- son determinantes, pero no explican sino una parte del fenómeno. La productividad, muy relacionada con la innovación tecnológica y la calidad del recurso humano, juega un papel considerable pero difícil de medir. Es entonces el residuo luego de contabilizar los aportes de la formación bruta de capital y la mano de obra. Estamos iniciando una nueva ronda de negociaciones sobre el reajuste del salario mínimo. Según el obsoleto modelo colombiano, inflación y productividad son las guías que deben orientar la discusión.

Nuevamente Solow ha hecho grandes contribuciones al tema de la productividad.
Solow se interesó en la reducción del ritmo de crecimiento en los países avanzados desde mediados de los años setenta del siglo pasado. A medida que la población envejecía y los niveles de bienestar se consolidaban, las economías frenaban su expansión. Es el denominado “estancamiento secular” del cual Japón es el ejemplo más dramático. En Europa los niveles de desempleo se mantienen elevados mientras en Estados Unidos es mucho menor debido a la flexibilidad de los salarios.

Lo cierto es que la productividad no permite compensar la contribución que hace la demografía y la inversión para lograr un crecimiento acelerado. Solow es escéptico del aporte de las TICS a la productividad. Hacer las cosas más rápido y fácil no quiere decir que sea menos costoso como lo confirman las colosales inversiones en tecnología que siguen sin poderse rentabilizar, como es el caso de muchas conocidas startups.

Colombia pierde aceleradamente su impulso demográfico. La incertidumbre, la creciente inseguridad y el bajo crecimiento han derrumbado la tasa de inversión. Nos quedaría la esperanza de poder apalancarnos en la productividad, ese misterioso factor, del que tanto se habla y poco se entiende.

¿Podemos ser productivos con servicios públicos costosos, infraestructura atrasada y vulnerable, educación de baja calidad, sin tren ni navegación fluvial, con abundancia de oligopolios, crédito costoso, salarios rígidos y altas tasas de tributación?

El verdadero cambio en materia económica consiste en poner la productividad como eje prioritario de la política económica. En el cumplimiento de este objetivo sería necesario un acuerdo nacional donde gobierno, empresarios, sindicatos, entidades educativas, instituciones de investigación y gremios se comprometan a poner la productividad primero para poder competir.

De lo contrario seguiremos perdiendo exportaciones y empleos, reflejo de la decadencia de nuestro potencial productivo.

Miguel Gómez Martínez
Decano de Economía Universidad del Rosario
migomahu@gmail.com

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes