MARTES, 16 DE ABRIL DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
María Sol Navia V.

Resignificar

Gobierno no puede exaltar los actos ilegales que destruyen instituciones resignificando el sentido de un acto delincuencial para justificar delitos.

María Sol Navia V.
POR:
María Sol Navia V.

Resignificar para reescribir y cambiar nuestra historia, es lo que pretenden hacer el Ministro de Cultura y el Presidente al organizar un acto el pasado 17 de enero para conmemorar los 50 años del robo de la espada de Bolívar por el grupo guerrillero M-19, según ellos para resignificar ese hecho y complejizar el relato.

Resignificar es dar un nuevo sentido al presente, tras una interpretación distinta del pasado. Entonces el espíritu o idea del Gobierno es darle un nuevo sentido al pasado, lo que constituye un acto atrevido y violatorio de documentos públicos históricos, pues manifiesta su deseo de cambiar la historia de nuestro país, como lo ha hecho varias veces en sus discursos el presidente, por ejemplo, al tratar de justificar secuestros, asesinatos, o los terribles hechos del Palacio de Justicia, sobre los que hay testimonios de su connivencia con el narcotráfico, y así tratar de modificar la historia de ese grupo criminal.

Quienes lo vivimos tenemos muy presente lo que fue ese acto demencial, pero ellos pretenden que la juventud que no lo vivió reciba una historia falsificada y se haga una imagen totalmente falaz de quienes delinquieron y sus actos quedaron en la impunidad total, por otro proceso de paz donde tampoco hubo verdad ni reparación. Esa es nuestra realidad.

Cuando ese robo se llevó a cabo, fue eso: “un robo”, una violación de la ley que tipificaba ese delito y mal puede dársele un sentido de recuperación. Bajo esta mirada se están relativizando las leyes, y tratando de volverlas pautas flexibles a criterio de los autores delincuenciales y el significado que ellos quieran darle para justificar un delito.

El Gobierno no puede exaltar los actos ilegales que destruyen instituciones y van contra el estado de derecho, que es la base de la convivencia social, ‘resignificando’ el sentido de un acto delincuencial para justificar delitos y así seguir abriendo espacio a los más de treinta grupos ilegales que martirizan al país y avanzar en una falsa paz, legalizando conductas de asesinos, narcos, paramilitares o guerrilleros, que osan llamar retención a los secuestros.

Independientemente de llamar ‘robo’ o ‘recuperación’ de la espada de Bolívar, lo inmoral es celebrar la creación de un grupo guerrillero que cometió graves violaciones de los derechos humanos, como la toma del Palacio de Justicia y el execrable trato a los secuestrados, conocido por nuestro Presidente.

Hay que señalar que el Gobierno humilla a las víctimas al “resignificar los hechos del 17 de enero de 1974”, y que la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad a duras penas habló del M-19 de la misma manera que no habló ampliamente de todos los delitos de violaciones y abortos forzosos. De esta forma abrió espacios para tratar de justificar lo injustificable y reescribir la historia con fines políticos.

María Sol Navia V.
Exministra

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes