close

MARTES, 16 DE ABRIL DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Mauricio Reina

Política vs. tecnocracia

Van cayendo uno a uno los bastiones técnicos que quedan en el actual gobierno, los mismos que se habían encargado de brindar confianza a los agentes.

Mauricio Reina
POR:
Mauricio Reina

La renuncia de la ex directora de Presupuesto del Ministerio de Hacienda, Marcela Numa, en medio de la comedia de equivocaciones que se armó alrededor del Presupuesto Nacional, constituye un ejemplo de los estragos que conlleva el dilema que ha planteado el gobierno entre política y tecnocracia. Desde que arrancó su mandato, el presidente Petro ha planteado que existe una dicotomía entre una y otra, y lo confirmó hace un par de semanas en su gira por el Pacífico cuando afirmó que la política no debe seguir a la tecnocracia, sino que es la tecnocracia la que debe seguir a la política.

A primera vista esa frase parece un juego de palabras efectista, pero tiene serias implicaciones para el quehacer de la política pública y para el curso futuro del país. La tecnocracia, de manera simple, hace referencia a la influencia en las decisiones públicas de personas con formación técnica que sustentan sus posiciones en evidencia empírica y análisis rigurosos.

Sus principales insumos son la evidencia, los datos, el método científico y la discusión académica, todo ello alejado de las discusiones ideológicas. Por su parte, la política, entendida como el conjunto de actividades relacionadas con la gestión de un estado y la búsqueda del bienestar colectivo, debe tener en cuenta muchos factores, entre ellos los aportes del conocimiento acumulado durante años acerca de cuál es la mejor manera de alcanzar un objetivo de política pública.

En ese contexto, a un buen político le conviene contar con los insumos de la tecnocracia, mientras un buen tecnócrata no debería dejarse contaminar por presiones políticas. Así como es necesario que los conceptos técnicos nutran las decisiones políticas, es indeseable que las presiones políticas sesguen el trabajo de los técnicos.

La imposición de la visión política sobre la técnica lleva a situaciones tan alucinantes como que en una misma semana dos ministros del mismo gabinete propongan dos estrategias totalmente opuestas: el de Hacienda, promoviendo una reforma tributaria para bajar el impuesto a las empresas, y el de Salud, promoviendo otra reforma tributaria en sentido completamente contrario. Ignorar la tecnocracia lleva a exabruptos como que ese mismo Ministro de Salud, en lugar de consolidar la confianza de la población en la importancia de aplicar vacunas como parte de una política de salud pública preventiva, la dinamite al decir que la estrategia de vacunación contra el covid en Colombia fue un simple experimento.

O lleva a que funcionarias como la Ministra de Agricultura diga que la ciencia es un concepto elitista de quienes van a la universidad. En medio de semejante sancocho, lo cierto es que van cayendo uno a uno los bastiones técnicos que quedan en el actual gobierno, los mismos que se habían encargado de brindar confianza a los agentes y observadores nacionales y extranjeros acerca de la responsabilidad de la política económica del país.


Mauricio Reina
Investigador asociado de Fedesarrollo.

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes