VIERNES, 23 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Juan Manuel Ramirez M.

Retos para la IA

La brecha digital es un desafío que no se debe pasar por alto. 

Juan Manuel Ramirez M.
POR:
Juan Manuel Ramirez M.

Hace unos días caminaba por Shenzen, en China, una de las ciudades más tecnológicas de Asia por el número de Bigtech localizadas allí. En una de las esquinas me crucé con un foodtruck que ofrecía helados servidos por un robot que con inteligencia artificial elegía una opción a la medida.

Decidí grabarlo en video para ponerlo en mis redes y en cuestión de minutos se hizo viral, con una particularidad y es que registró varios cientos de comentarios de personas atemorizadas por la forma como las máquinas y la automatización podrían desplazar a las personas de sus trabajos.

En la medida que la tecnología avanza a pasos agigantados, la inteligencia artificial se convierte en una pieza fundamental en la vida cotidiana. Desde asistentes virtuales en los teléfonos hasta la optimización de procesos industriales, la IA revoluciona la forma en que interactuamos con la tecnología. Sin embargo, esta revolución no está exenta de desafíos.

En ese sentido, uno de los retos más evidentes es el temor a la automatización de empleos. Es cierto que la IA puede llevar a la desaparición de ciertos trabajos, pero también abre nuevas oportunidades en la creación y mantenimiento de esta tecnología. La capacitación y la adaptabilidad se convierten en claves para el éxito en este nuevo mundo digital.

Otro reto significativo es la privacidad. Con algoritmos que analizan nuestros datos personales para ofrecer recomendaciones y personalización, es fundamental encontrar un equilibrio entre la comodidad y la protección de la información. Las regulaciones adecuadas son necesarias para garantizar que la IA no se convierta en una amenaza para nuestra privacidad.

La ética es un tema de creciente importancia en la IA. ¿Quién es responsable cuando un algoritmo toma decisiones que afectan nuestras vidas? La transparencia y la rendición de cuentas son esenciales para garantizar que la IA se utilice de manera justa y ética en todos los ámbitos.

Además, la brecha digital es un desafío que no se debe pasar por alto. A medida que la IA se vuelve más prominente, es crucial garantizar que todos tengan acceso a esta tecnología y puedan beneficiarse de sus avances. La inclusión digital es un imperativo moral y económico.

La IA tiene el potencial de cambiar la forma en que vivimos y trabajamos, pero debemos abordar estos desafíos de manera inteligente y colaborativa. En Colombia, como en el resto del mundo, debemos invertir en educación, regulación y ética para aprovechar al máximo los beneficios de la inteligencia artificial.

Hay que decir que la inteligencia artificial es un poderoso aliado que plantea retos significativos a los que no debemos temer. Por el contrario hay que abrazar la innovación, sin perder de vista la importancia de la ética y la privacidad en este nuevo mundo digital. La AI es una herramienta, y depende de nosotros cómo la usemos para mejorar nuestras vidas y la sociedad en su conjunto.


Juan Manuel Ramírez M.
Profesor U. Rosario / correo: j@egonomista.com

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes