DOMINGO, 03 DE MARZO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close
Otros Columnistas

Transición agrícola sostenible

Además de los beneficios ambientales de la transición hacia una agricultura orgánica, también tiene impactos positivos durables sobre la salud humana

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas

Se ha vuelto de alto interés hablar de transición energética por los impactos sobre el medio ambiente y la vida del planeta. Sin embargo, sobre la transición hacia una agricultura orgánica poco o nada se ha dicho. Este cambio es fundamental por los efectos positivos sobre el ambiente, la salud humana y la sostenibilidad a largo plazo.

Cambiar la agricultura basada en agroquímicos hacia una orgánica es reconocer la interconexión entre la salud del suelo, la biodiversidad y la salud humana. Esta transición implica, en primer lugar, desarrollar una política que promueva en los agricultores el cambio de paradigma en la producción con agroquímicos a utilizar prácticas de cultivo que promuevan la salud del suelo; en segundo lugar, implica también cambiar la formación académica agropecuaria; en tercer lugar, en el fomento de fábricas de insumos orgánicos; y en cuarto lugar, formación de extensionistas que puedan enseñar a los agricultores a cultivar cuidando los suelos.

La agricultura orgánica es un compromiso con la sostenibilidad a largo plazo. Esto se refleja en la conservación de los recursos naturales, la minimización de desechos contaminantes y la utilización de sistemas agrícolas resilientes. La diversificación de cultivos, la conservación del agua y la utilización de energías renovables son aspectos claves que contribuyen a la construcción de un modelo agrícola sostenible.

La transición hacia una agricultura orgánica implica cambiar el uso de productos químicos sintéticos que deterioran el suelo, de pesticidas y fertilizantes químicos, que no solo pueden contaminar los alimentos, sino también afectar la salud de los agricultores y dañar los ecosistemas circundantes por prácticas culturales como la rotación de cultivos, el uso de compost para mantener la riqueza del suelo y el uso de depredadores naturales y la rotación de cultivos para interrumpir los ciclos de vida de las plagas. La agricultura orgánica es una apuesta sostenible de largo aliento necesita una política pública efectiva que haga posible y potencie esta transición.

Además de los beneficios ambientales de la transición hacia una agricultura orgánica también tiene impactos positivos durables sobre la salud humana. La reducción de residuos de pesticidas en los alimentos orgánicos y la presencia de nutrientes más ricos pueden tener impactos positivos en la salud de quienes los consumen. Hacer conciencia de los potenciales daños colaterales de la agricultura convencional sobre la salud de los seres vivos es vital para realizar una transición hacia una agricultura orgánica sostenible.

En conclusión, la transición hacia una agricultura orgánica es un paso crucial hacia la sostenibilidad y la preservación de nuestro planeta que debe ir a la par con la transición energética. Al adoptar prácticas agrícolas respetuosas con el medio ambiente, estamos reconociendo la importancia de mantener un equilibrio armonioso entre la producción de alimentos e insumos con la conservación de nuestros recursos naturales. La agricultura orgánica no es solo un cambio en la forma de cultivar, significa nuestra responsabilidad colectiva de salvaguardar la salud del planeta para asegurar la supervivencia de las generaciones futuras. 

​Jesús Antonio Vargas
Asesor empresarial
jesusvargas.orozco@gmail.com

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes