close
close
Andrés Barreto

El poder de tu marca

Las industrias creativas han sido grandes protagonistas de la reactivación económica. Estas representan el 3% del PIB.

Andrés Barreto
POR:
Andrés Barreto
junio 07 de 2022
2022-06-07 10:16 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/02/10/602404e1ac19d.png

Las industrias creativas han sido grandes protagonistas de la reactivación económica. Estas representan el 3% del PIB y generaron 522.000 empleos según la Cuenta Satélite de Cultura y Economía Naranja del Dane.

En Colombia la cultura ha sido eje de la construcción de nuestra identidad como Nación y hoy, gracias a nuestra diversidad y el talento de nuestros connacionales, tenemos una importante presencia en los diferentes sectores que componen esta industria. La Ley 1834 de 2017, ‘Ley Naranja’, cuyo objeto era desarrollar, fomentar, incentivar y proteger las industrias creativas, entendidas como aquellas que generan valor en razón de sus bienes y servicios, fundamentados en la propiedad intelectual, es prueba de la importancia que para el Estado debe tener la cultura y creatividad.

Las industrias creativas conjugan creación, producción y comercialización de bienes y servicios basados en contenidos intangibles de carácter cultural, y/o aquellas que generen protección en el marco de los derechos de autor.

Estas industrias comprenden, entre otros, los sectores de artes visuales, espectáculos, patrimonio cultural, educación artística, diseño, publicidad y moda. En el centro de la discusión están los derechos de propiedad intelectual e industrial, como son los derechos de autor y las marcas.

Las industrias creativas en Colombia son, por supuesto, una realidad más allá de la ley, sin embargo, este instrumento fomenta este sector, protege y fortalece la economía creativa y se complementa con una política pública y una estrategia nacional. Esta industria -en la que Colombia es potencia gracias al talento y creatividad de su población- ha sido determinante para el desarrollo de nuestro país.

Un ejemplo de una industria creativa exitosa y socialmente responsable que ha buscado influir positivamente en diseñadores, creadores, artistas y empresarios es la marca Mario Hernández, que el pasado fin de semana celebró su edición 2022 del Premio que lleva su nombre, y que inició en el 2007 a raíz de la necesidad de impulsar la creatividad beneficiando a estudiantes de más de 60 instituciones educativas.

A partir del año 2021 el Premio evolucionó para reconocer la cultura del emprendimiento y cultivar un semillero creativo que otorga reconocimientos en las categorías de producto, experiencia, diseño gráfico, de espacios y audiovisual.

Este año tuve la oportunidad de participar en el certamen, lo que como autoridad de registro de la propiedad industrial es muy emocionante al poder conceder marcas a los jóvenes talentos, que van desde diseñadores de modas y artistas gráficos como ‘Green Amarilla’, hasta artistas urbanos como ‘Yurika’, convirtiéndolos así en embajadores de la propiedad industrial para que un día, como Mario Hernández, más que un nombre o una empresa, sean testimonio del talento y la pujanza nacional entendiendo el poder de sus marcas así como de su importancia en el desarrollo de nuestro país.

ANDRÉS BARRETO GONZÁLEZ
Superintendente de Industria y Comercio
Superintendente@sic.gov.co

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes