Andrés Barreto
Columnista

Vacúnese contra la candidez

Debemos combatir la ignorancia y ser, –como lo dice la ley– hoy más que nunca, consumidores bien informados.

Andrés Barreto
POR:
Andrés Barreto
febrero 16 de 2021
2021-02-16 07:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/02/10/602404e1ac19d.png

Las vacunas ya están en Colombia, un paso más que da el Gobierno Nacional en la protección de la población en el marco de la pandemia. Como ciudadanos y consumidores debemos ser informados y responsables acerca de los productos que adquirimos y consumimos, en especial los medicamentos.

La pandemia ha traído consigo una plaga de avivatos e irresponsables que buscan sacar provecho con productos milagro, tratamientos no autorizados y sustancias peligrosas.
Desde que se declaró la emergencia las autoridades de protección del consumidor y sanitarias han adelantado campañas de prevención e investigación, con el fin de proteger a la ciudadanía de la publicidad engañosa y los productos peligrosos, en donde se incluyen ciertos medicamentos y tratamientos.

Esta pesquisa incluye desde pruebas Covid-19 promocionadas sin licencia, hasta influenciadores impulsando productos como posibles tratamientos contra el virus. Esto ha puesto a prueba la capacidad de las autoridades con el fin de monitorear la publicidad y el comercio por diversos medios, con miras a emitir requerimientos y órdenes, así como informar a la población acerca de los riesgos para su salud e integridad personal.

Infortunadamente los nuevos vehículos de información hacen virales rápidamente publicaciones irresponsables que inducen al error y asaltan en su buena fe a la ciudadanía, al tiempo de abusar de su absurda candidez y desinformación.

Lo que empezó como una lucha contra la promoción y venta de pruebas rápidas sin licencia para detectar el Covid-19 ofertadas por modelos, pronto se convirtió en una cacería de productos milagro que se promocionan ilegalmente como tratamientos que atentan gravemente contra la salud, como es el caso del “Dióxido de Cloro”.

Es triste que la tecnología nos arrastre a dudar de la información oficial, y en su lugar recurramos a las redes sociales en busca de una cura rápida a una pandemia.

Desde marzo de 2020 hasta lo corrido del 2021, la Superintendencia de Industria y Comercio, como autoridad nacional de protección del consumidor, ha emitido 30 órdenes e iniciado investigaciones administrativas a comercios electrónicos, influenciadores, y otros actores por publicitar pruebas, curas y “productos milagro”, así como tratamientos sin sustento científico, ni licencia en contra del Covid-19.

Las autoridades a nivel global se encuentran coordinadas para prevenir y atacar estas situaciones, pero esto de poco o nada sirve cuando la ciudadanía olvida su obligación de informarse y procurar el autocuidado, lo cual incluye no poner en riesgo su salud e integridad, recurriendo a culebreros modernos que se valen de las redes sociales y el poder de su influencia.

Más allá de las onerosas multas que seguramente impondremos, está de por medio la salud y la vida, es por ello que también debemos combatir la ignorancia y ser - como lo ordena la ley -, hoy más que nunca, consumidores informados.


Andrés Barreto González
Superintendente de Industria y Comercio
superintendente@sic.gov.co

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes