close
close
Andrés Barreto

Gracias influencers

Según Goldfish, el negocio del Influencer Marketing en el mundo creció, con un estimado de US$13.500 millones en 2021. 

Andrés Barreto
POR:
Andrés Barreto
marzo 29 de 2022
2022-03-29 08:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/02/10/602404e1ac19d.png

Los influenciadores se han transformado a la creación de contenidos, y en buena hora, en verdaderos empresarios. Ya van quedando atrás los simples contenidos jocosos a través de teléfonos móviles, pasando a un verdadero empresariado digital que genera empleo, contribuye, contrata, promueve productos y servicios, y se han convertido en protagonistas de la economía creativa.

Sus destinatarios, en principio seguidores y aficionados, hoy son una variada gama de consumidores, desde los desinformados e irresponsables, hasta los concienzudos y exigentes.

Ya se sabe la diferencia entre la simple recomendación y el posicionamiento de un producto, ya se entiende cuando una relación es meramente circunstancial o puramente comercial, pero lo que es un hecho es que este fenómeno de los creadores de contenido e influenciadores es un vehículo de mercadeo y publicidad muy poderoso, lo que los hace actores relevantes para la industria y el comercio.

Detrás de ellos no solo hay casos de éxito sino un compañerismo difícil de igualar en otros sectores, desde Evaristo Piedrahita hablando bien de los empresarios, hasta Camilo Gaviria (@midiostepague) con una historia personal admirable que hoy lo ha convertido en un referente.

Otro ejemplo es Armando Ortiz (@el_mindo) que trasciende fronteras con su talento y cuenta con una verdadera agencia de publicidad digital asociada a su nombre desde donde asesora nuevos talentos, genera empleo y promueve los valores empresariales: la responsabilidad social, la función social, el competir lealmente, y el comportarse como “un buen hombre de negocios”.

El Mindo, es un talentoso comunicador social caleño que está detrás de personajes tan queridos como ‘Kevin’, el niño que captó la atención de la estrella de Hollywood Ryan Reynolds, con quién hizo un video acerca de la importancia de que se coma la cena que le hizo su mamá (también interpretada por ‘El Mindo’), sin coger, ni mirar el celular.

Me enorgullece compartir las experiencias de estos empresarios digitales, y ver como su talento, chascos y aprendizajes los han convertido en generadores de bienestar en la sociedad, abandonando poco a poco el mote de ‘influenciadores’.

De acuerdo con Goldfish, empresa experta en mercadeo de influenciadores, a pesar de los retos de la pandemia, el negocio del Influencer Marketing en el mundo creció, con un estimado de US$13.500 millones en 2021. En Colombia, esta industria alcanzó un valor estimado de US$20 millones en 2020, con un crecimiento de 70,4% frente a 2019.

De esta cotidianidad, pero con esta originalidad, no pasará mucho tiempo para que veamos a nuestros creadores de contenidos en alfombras rojas, celebrando galardones, y promoviendo una industria que solo requiere algo de lo que ellos no carecen: el talento, lo único que no conoce de fronteras ni estratos sociales y lo que afortunadamente en muchos de los nuevos empresarios digitales colombianos abunda.

ANDRÉS BARRETO GONZÁLEZ
Superintendente de Industria y Comercio
superintendente@sic.gov.co

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes