Andrés Barreto
Columnista

Hablemos bien

Pandemia y bloqueos dejaron estragos por casi $5 billones, costaron el cierre de 500.000 negocios, y obligaron a cerrar temporalmente 40.000 empresas.

Andrés Barreto
POR:
Andrés Barreto
julio 06 de 2021
2021-07-06 07:00 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/02/10/602404e1ac19d.png

El empresario Evaristo Piedrahita, gerente de la panadería Susi, adelanta una particular campaña en sus redes sociales en donde visita y publica negocios, empresas y promociona servicios.

Además de dar un testimonio del trabajo e historia de los empresarios y sus negocios o productos, fomenta la sana competencia, recomienda, reconoce, pero sobre todo recupera algo tan difícil en estos tiempos que es el hablar bien de los demás y buscar su bienestar.

La pandemia, los paros y bloqueos dejaron estragos por casi $5 billones, costaron el cierre de 500.000 negocios, obligaron a cerrar temporalmente casi 40.000 empresas, y destruyeron 300.000 empleos.

Mucho se dijo que la pandemia nos haría mejores y tristemente son pocos los que, como don Evaristo, tienen el valor de seguir haciendo empresa y además salir a la calle a promocionar, reconocer y rodear a sus compañeros empresarios, incluso sus propios competidores, lo que además habla muy bien de él.

En Colombia estamos acostumbrados a apedrear a las instituciones, sean estas gubernamentales, privadas, empresariales, gremiales, entre otras; esa ausencia de cohesión fue evidente en el marco de los bloqueos y el vandalismo, en donde parecía que el trabajador, el comerciante y el funcionario, fuera un enemigo o el culpable de un descontento inventado por la mediocridad de las redes sociales y potenciado por los de siempre, los oportunistas con amplificador y los irresponsables políticos que tanto abundan en Colombia.

Como dice don Evaristo, “¡hablemos bien de las empresas, hablemos bien de los empresarios!”, y yo me permitiría agregar que también hablemos bien de nuestras instituciones cuando hacen su trabajo, ¿por qué exigimos un comportamiento diferente a funcionarios, policías o jueces y los agredimos y ofendemos en audiencias y escritos cuando somos nosotros como asesores o representantes los que sugerimos hacer lobby, presionar, señalar y acusar sin fundamento?.

Los empresarios tienen una responsabilidad social y son quienes generan empleo, bienestar, pagan impuestos.

En igual sentido, los funcionarios estamos siempre bajo el escrutinio permanente y sujetos a toda clase de responsabilidades y riesgos en diferentes ámbitos, así como a presiones y ataques, por ello me pregunto, ¿el hablar mal de las instituciones y hacer acusaciones infundadas no es hablar mal de nosotros mismos?, ¿de nuestra sociedad?, ¿de nuestro país?

Flaco favor le hace a una democracia tener estudiantes y legisladores instigando y atacando al empresariado, lo que al final castiga al trabajador y a la sociedad.

Lo mismo hacen abogados, lobistas y columnistas cuando pierden sus casos o cometen errores y toman el camino fácil de atacar o culpar al funcionario o la entidad.

Revisemos, construyamos país en un momento tan difícil y decisivo, tal vez la pandemia, en el caso colombiano, hubiera podido unirnos como nación y la “desperdiciamos” utilizándola políticamente, de manera oportunista, mediática e irresponsable.

Andrés Barreto González
Superintendente de Industria y Comercio
Superintendente@sic.gov.co

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes