Andrés Oppenheimer
Análisis

Juan Guaidó explica próximos pasos de oposición venezolana

Guaidó seguirá siendo la mejor opción de Venezuela para acabar con la dictadura más sangrienta de la región desde los regímenes militares de  1970.

Andrés Oppenheimer
POR:
Andrés Oppenheimer
febrero 05 de 2020
2020-02-05 10:00 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb66cc31d6d.png

Muchos creen que el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, quien es reconocido por más de 50 países como el líder legítimo de Venezuela, ha perdido su impulso político y pronto será depuesto, si no encarcelado, por la dictadura venezolana.


Pero mi impresión tras entrevistarlo durante 40 minutos a su llegada a Estados Unidos, es que todavía tiene cuerda para rato, y varias cartas en la manga.

La entrevista tuvo lugar el viernes, tras una gira internacional durante la cual se reunió, entre otros, con el presidente francés Emmanuel Macron, el primer ministro británico Boris Johnson, la canciller alemana Angela Merkel, el primer ministro canadiense Justin Trudeau y el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo.

Guaidó ya se reunió con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca y asistirá a una manifestación masiva y convocada por el líder opositor venezolano en Miami.

Pero aunque Guaidó recibió un renovado apoyo político de los líderes mundiales con quienes se reunió durante su gira, también cierto es que el dictador venezolano Nicolás Maduro está cercenando cada vez más los poderes legislativos que le quedaban a Juan Guaidó.

Recientemente, Maduro sostuvo que Guaidó había sido reemplazado el 5 de enero como presidente de la Asamblea Nacional. Maduro había utilizado a su Guardia Nacional para impedir que Guaidó y otros legisladores de oposición ingresaran al parlamento para una votación clave que debía renovar el liderazgo del Congreso. Maduro aseveró que un congresista llamado Luis Parra había reemplazado a Guaidó.

Pero Parra se había proclamado presidente de la Asamblea Nacional sin el quórum requerido en el Congreso.

Guaidó, después de que se le negó la entrada al Congreso, trasladó la sesión al edificio cercano del diario El Nacional, y fue reelegido con quórum y con más de 100 votos, más de lo que necesitaba.

Aún así, Maduro ha dejado en claro que no permitirá que la oposición de Guaidó gane las próximas elecciones legislativas de diciembre. Muchos en los medios han especulado que los días de Guaidó como líder legislativo están contados.

Un artículo del New York Times del 23 de enero decía que durante su visita al Foro de Davos, Suiza, Guaidó “parecía un hombre cuyo momento ya pasó”.

No tan rápido, queridos colegas. Guaidó está lejos de terminado. Y no dejará de ser más popular que Maduro en Venezuela incluso si Maduro se apodera de la Asamblea Nacional en una elección fraudulenta que prepara para diciembre.

Cuando le pregunté a Guaidó qué pasará si Maduro se apodera de la Asamblea Nacional tras unas elecciones fraudulentas, el líder opositor respondió que “tenemos varias alternativas”.

Entre otras cosas, la Asamblea Nacional presidida por Guaidó podría elegir durante su sesión actual un nuevo Consejo Nacional Electoral, convocar elecciones libres para una nueva Asamblea Nacional e incluso convocar elecciones presidenciales, me señaló.
Agregó que cualquiera de estas medidas tendría más legitimidad y un mayor respaldo internacional que otra elección fraudulenta de Maduro.

Y el éxodo masivo de venezolanos continuará, probablemente llegando a 6 millones de personas para fines de este año, lo que pondrá una mayor presión sobre Estados Unidos y los países latinoamericanos para que encuentren una solución a la tragedia de Venezuela, dijo. Venezuela se está convirtiendo en una crisis migratoria comparable a la de Siria, agregó.

Además, un número creciente de líderes mundiales están indignados por los abusos contra los derechos humanos de Maduro, dijo. Según un informe reciente de la ONU, el régimen de Maduro fue responsable de casi 6,800 asesinatos “extrajudiciales” entre enero de 2018 y mediados de 2019.

Cuando le pregunté a Guaidó si apoyaría una intervención militar y extranjera en Venezuela, dijo que las prioridades de la oposición seguirán siendo “la movilización interna, la presión internacional y el cerco diplomático” a la dictadura de Maduro, pero que “hay que evaluar todas las opciones responsablemente”.

Guaidó, que salió de Venezuela desafiando una prohibición de viajar, es un hombre valiente que seguirá siendo la mejor opción de Venezuela para acabar con la dictadura más sangrienta de América Latina desde los regímenes militares de la década de 1970.
Merece seguir teniendo el apoyo de todos los amantes de la libertad y la democracia en todo el mundo.

Andrés Oppenheimer
Corresponsal extranjero y columnista de The Miami Herald y El Nuevo Herald

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes