Beethoven Herrera Valencia

Alemania, y su ejército paneuropeo

No cabe duda de que se está produciendo un rediseño de la seguridad de Europa por la presión de Trump para que asuma su propia seguridad.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
enero 13 de 2019
2019-01-13 03:48 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

Alemania estudia reclutar ciudadanos de otros estados europeos ante la falta dramática de personal. Según el jefe del Estado Mayor Eberhard Zorn, “tenemos que mirar en todas las direcciones en tiempos de escasez de trabajadores cualificados y esforzarnos por encontrar el talento joven adecuado”; y se limitaría en principio a cubrir puestos de especialistas como médicos e informáticos. (El País, 28/12/18).

Los planes de Alemania incluyen también un aumento del gasto en defensa desde el 1.2 hasta 1.5% del PIB acercándose al tope del 2% establecido por la OTAN y sobre cuyo incumplimiento por Europa Trump ha reclamado vehementemente.

Según el informe revelado por el diario Berliner Monger-post: “Entre los hombres jóvenes de otros países (Polonia, Grecia, Rumania e Italia) existe un potencial cuantitativo para el Ejército”. El informe detalla que en Alemania viven 255.000 polacos. 185.000 italianos y 155.00 rumanos entre 18 y 40 años, de modo que si sólo el 10% de ellos aceptara ingresar al ejército habría 50.000 nuevos candidatos. (Reuter Diciembre 28/18)

Esta idea no es tan novedosa pues Bélgica, Reino Unido, Dinamarca y Luxemburgo han abierto sus puertas a extranjeros residentes en la Unión Europea, y el General Zorn ha advertido que el modelo belga, en el cual se abrieron las puertas del ejército a extranjeros para ocupar cualquier plaza, sería adecuado y los requisitos serían que los candidatos hablen alemán con fluidez y hayan residido en Alemania determinado tiempo.

Alemania abolió el servicio militar obligatorio en 2011 y su ejército hasta ahora sólo puede ser integrado por alemanes, según las leyes posteriores a la Segunda Guerra Mundial; pero últimamente se han encontrado dificultades muy severas para conseguir ciudadanos dispuesto a reclutarse; y para enfrentar dicha situación han sido ineficaces las campañas publicitarias que se han lanzado ponderando las bondades de servir en las fuerzas armadas.

Esta propuesta surge en medio del debate geopolítico acerca de las consecuencias del retiro de Estados Unidos del pacto contra la proliferación de armas nucleares sellado en Moscú en 1987. Rusia ha expresado su prevención a que EE. UU. busque una alternativa a ese pacto desplegando nuevos misiles en suelo europeo, y de hecho Putin ha estrenado un primer misil subsónico inmediatamente después de la decisión de Trump.

Esta situación ha llevado al Ministro de Asuntos Exteriores alemán Heiko Maas a declarar que “El despliegue de nuevos misiles (estadounidenses) de medio alcance (en Europa)se encontraría con una amplia resistencia en Alemania”(Reuters,Enero 28/19). No cabe duda de que se está produciendo un rediseño de la seguridad interna y externa de Europa, de una parte por la presión de Trump para que Europa aumente su gasto en defensa y asuma su propia seguridad, como lo expresó en la Cumbre de la Otan el pasado año, sino que adicionalmente el retiro intempestivo de las tropas estadounidenses de Siria hizo exclamar a Emmanuel Macron, el único líder europeo que ha mantenido interlocución con Trump ( es el primer presidente francés que habla inglés y ha sido escuchado en el pleno del congreso de Estados Unidos), que “Estados Unidos ya no es un socio confiable”.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado