close
close
Beethoven Herrera Valencia
Columnista

Brexit, pagando el precio

La Unión Europea ha denunciado que Reino Unido no se ha movido para buscar un compromiso sobre el comercio pos Brexit con Irlanda del Norte.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
diciembre 19 de 2021
2021-12-19 11:27 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

La muerte de 27 personas que intentaban cruzar el Canal de la Mancha revela la crisis migratoria derivada del Brexit, pues no se han establecido acuerdos de cooperación al respecto.

En Inglaterra se observan estantes semivacíos y cultivos sin mano de obra; todo ello agravado por la pandemia, con la interrupción de las cadenas de suministro. El grave descontento de la ciudadanía y de las empresas ante la actual situación obligó a Inglaterra a diferir hasta mitad de año los controles aduaneros y sanitarios. El desabastecimiento de gasolina ha generado colas en las estaciones de servicio, falta de mano de obra y hay descontrol migratorio.

Por cortes de energía y disputas industriales se acumularon basuras en las calles; la falta de trabajadores ha llevado desde un déficit de comida rápida hasta constructores que están racionando el cemento y las placas de yeso, hay dificultades para conseguir microchips y ha caído la producción de automóviles. Las declaraciones aduaneras seguirán siendo obligatorias desde el 1 de enero de 2022, pero los controles de exportación o fitosanitarios a los alimentos provenientes del bloque europeo se aplazarán hasta julio de 2022.

La estrategia inglesa tras el retiro de la Unión Europea era promover acuerdos comerciales bilaterales y sólo firmó un acuerdo con Japón que reproduce el acuerdo existente entre la UE y Japón, ampliando los intercambios digitales.

El conflicto pesquero se mantiene sin solución pues Francia retuvo un barco escocés y amenazó con bloquear el acceso de la flota inglesa a las costas francesas e imponer restricciones aduaneras en Calais, en tanto que Jhonson invoca las salvaguardas establecidas en el Brexit, para negar el acceso de las flotas europeas a pescar en las aguas inglesas. Los pescadores franceses pretenden pescar en aguas británicas, pero el gobierno inglés ha respondido que no todos están autorizados: Francia pidió 47 licencias de pesca suplementarias y 170 a Jersey. Las autoridades británicas concedieron solamente 12 y 95.

La Unión Europea ha denunciado que Reino Unido no se ha movido para buscar un compromiso sobre el comercio pos Brexit con Irlanda del Norte y advirtió a Londres contra la activación de las disposiciones unilaterales de emergencia, incluidas en el acuerdo.

Inglaterra pretendía ser un jugador global autónomo por fuera de la Unión Europea y en esa dirección estableció con EE. UU. y Australia el acuerdo Aukus, que busca contener a China en el Pacifico; pero significó el incumplimiento del contrato de compra por Australia de submarinos nucleares franceses.

Por ello y de cara a las elecciones, Macron revive la amenaza de la ‘pérfida Albión’ buscando cohesionar la opinión pública a su alrededor. Ha dicho Macron que “si uno no respeta lo que fue negociado, nada es digno de respeto” en reproche a Johnson por no cumplir lo acordado respecto de Irlanda del Norte, cuya frontera con Irlanda del Sur (miembro pleno de la UE) estaba abierta antes del Breixt y Johnson pretende modificarla unilateralmente.

BEETHOVEN HERRERA VALENCIA
Profesor universidades: Nacional, Externado y Magdalena.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes