Beethoven Herrera Valencia
columnista

‘Casa de papel’ y emisión privada de dinero

Entre las novedades que han traído las tecnologías de la información está la posibilidad de crear criptomonedas por parte de particulares.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
marzo 10 de 2019
2019-03-10 05:18 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

Cuando las bóvedas del Banco de la República de Pasto y Valledupar fueron saqueadas, las autoridades anularon los billetes de las series robadas, pero ello no puede hacerse si unos atracadores toman la Casa de Moneda y Timbre que emite el dinero en España, cambian las series y generan mil millones de euros.

De eso trata la serie Casa de Papel, en la cual un grupo de atracadores ocupa por 150 horas la imprenta de moneda recurriendo a métodos tan novedosos como uniformar a los rehenes con trajes idénticos a los de los atracadores, dificultando así un rescate e invitando a los secuestrados a unirse al grupo en la excavación del túnel de escape, con la promesa de participar del botín. Pero lo que resulta novedoso es que la inspectora Raquel Murillo, a cargo del operativo de rescate, se enamore del profesor Sergio Marquina, quien dirige el asalto, sin saber que se trataba del mismo personaje.

Los atracadores tienen nombres de ciudades, y hay momentos excitantes como el regreso de Tokio a la Casa de Papel después de ser rescatada de un furgón policial (había sido expulsada por sus amigos atracadores, por insubordinación). La escena de Tokio regresando en moto en medio de las balas de la policía para reencontrarse con Río, su gran amor, es impactante.

Lo mismo que la inmolación del jefe Berlín, quien decide quedarse en la retaguardia y resistir, hasta la muerte, a las fuerzas del orden, para que sus compañeros pudieran escapar. Este personaje, a quien le quedaba poco tiempo de vida, muere evocando a Bonny and Clyde.

Para vencer las reticencias de la inspectora a aceptar la invitación a unirse a los atracadores, el profesor le increpa:

-¿“Esto que estamos haciendo nosotros si que te parece bien si lo hace otra gente, verdad? En el año 2011 el Banco Central Europeo creó de la nada 170.000 millones de euros, y 185.000 en el 2012 y 145.000 millones de euros en el 2013, igual que estamos haciendo nosotros(…) solo que a lo grande, y lo sacaron de la nada, de la nada”.

Y tras romper un billete de 50 euros en la cara de la inspectora le grita: “Esto es papel”, solo un papel”.

Y avanza en su argumentación preguntándole: -“¿sabes adonde fue a parar todo ese dinero? A los bancos, directamente a los más ricos”.

Y procede a cuestionarle -“¿Dijo alguien que el Banco Central Europeo fuera un ladrón? No, lo llamaron inyección de liquidez”.

Y en defensa de su acción concluye: “Yo estoy haciendo una inyección de liquidez, desde la economía real de este grupo de desgraciados”.

Los ladrones lograron escapar con el dinero y el profesor y la inspectora se reencuentran un año después frente al mar. Ahora se anuncia la continuidad de la serie, con un nuevo personaje llamado ‘Bogotá’.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado