close
close
Beethoven Herrera Valencia
Columnista

China, explota burbuja inmobiliaria

China Evergrande cotiza en la Bolsa de Hong Kong y tiene pasivos superiores a US$ 300.000 millones, que afectan a más de 250 entidades financieras.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
septiembre 19 de 2021
2021-09-19 06:10 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

El gigante inmobiliario chino Evergrande Group admitió que no podrá pagar sus deudas y manifestantes furiosos se han reunido frente a la sede de la empresa, reclamando por sus inversiones.

Conocido antes como Hengda, fue creado en 1997 por Hui Ka Yana a quien Forbes incluyó como el tercer hombre más rico de China, esta ubicada en Shenzhen y vende apartamentos a compradores de renta alta y media con presencia en 280 ciudades.

Además, tiene inversiones en alimentación y recreación y administra el equipo Guangzhou FC (que ha fichado a Robinho y a Jackson Martínez); pero su unidad de coches eléctricos no comercializa actualmente ningún vehículo.

Está presente en la alimentación y parques de ocio que compiten con Disney y tiene presencia en el turismo, internet, tecnología digital, seguros y salud.

China Evergrande cotiza en la Bolsa de Hong Kong y tiene pasivos superiores a 300.000 millones de dólares, que afectan a más de 250 entidades financieras y alrededor de 1,5 millones de personas le entregaron sus dineros por viviendas que aún no se han construido. La empresa ha construido alrededor de 900 proyectos comerciales, residenciales y de infraestructuras, empleando a 200.000 personas.

Los problemas acumulados se revelaron desde agosto de 2020, cuando el gobierno adoptó medidas para controlar el endeudamiento de los promotores inmobiliarios.

La empresa utiliza las preventas con descuentos y ha recibido pagos por 1.5 millones de propiedades que no ha podido entregar y por ello la Bolsa de Shangai suspendió la cotización del bono de esta empresa con vencimiento a mayo de 2023, por temor a las repercusiones de la eventual quiebra de un grupo que ha dinamizado la economía.

Goldamn Sachs y JP Morgan han advertido sobre los riesgos de contagio de un eventual colapso del gigante chino, pero no es previsible que el gobierno permita una caída abrupta. Los bonos de Evergrande en el extranjero cotizan a cerca de 20 centavos de dólar y el holding filial Tianji cotiza por debajo de 20 centavos de dólar.

Dos agencias crediticias degradaron la semana pasada la calificación de su deuda y el valor de sus acciones está en niveles de 2009. Las acciones del grupo cayeron más de 11 % el pasado martes y desde principios de año acumulan una depreciación de casi 80 % ¡Y los bonos valen la mitad!

El Ministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano-Rural de China ha informado a los bancos que Evergrande no cumplirá con sus pagos y los reguladores autorizaron las negociaciones con bancos y acreedores.

La empresa por su parte ha contratado a Houlihan Lokey, asesores estadounidenses en reestructuración, que manejaron los casos de Lehman Brothers, Enron y WorldCom, para explorar “todas las soluciones factibles”.

Es evidente que hay recalentamiento, pues el precio de la vivienda nueva se multiplicó por seis en quince años, en una evidente ‘burbuja’.

Beethoven Herrera Valencia
Profesor universidades: Nacional, Externado y Magdalena.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes