Beethoven Herrera Valencia
columnista

Coronateching

La expresión Coronoteaching también se utiliza para referirse a un fenómeno socio- educativo emergente con implicaciones psicoafectivas.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
julio 05 de 2020
2020-07-05 05:49 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

La pandemia ha afectado a 1.570 millones de estudiantes en 191 países y los obstáculos han sido la baja conectividad y la falta de contenido diseñado para la virtualidad hasta un profesorado no preparado para esta nueva normalidad. Así lo establece el estudio de la Unesco sobre el impacto de la pandemia y estrategias para enfrentarla.

El estudio reconoce que pese a no contar con experiencia previa en educación a distancia y sin tiempo para formarles adecuadamente, se han utilizado todos los medios de comunicación para desarrollar la educación a distancia de emergencia o Coronateaching definida como el proceso de “transformar las clases presenciales a modo virtual, pero sin cambiar el currículum ni la metodología”.

El aislamiento golpea duro y una encuesta realizada a finales de marzo entre estudiantes de educación superior en Estados Unidos reveló que 75% afirman haber experimentado ansiedad y depresión.

A los estudiantes, el cese de las actividades presenciales los enfrentó a una situación inesperada y sin una idea clara de cuánto tiempo va a durar, además de los impactos sobre su vida cotidiana y sus costos.

Por su parte el profesorado se ha afectado en lo laboral y en lo profesional pues no todas las instituciones tienen estrategias de continuidad de la actividad docente y los contratos temporales pueden ser rescindidos, pues en muchos países la docencia universitaria con dedicación exclusiva no está generalizada.

La situación del personal administrativo y de servicios es dispar, pues mientras el personal vinculado al soporte técnico e informático está ahora mas cotizado, el personal de los servicios ha quedado parcialmente cesante.

Es previsible que se produzca un descenso de la demanda de alumnos a ingresar en el corto plazo y Unesco estima que habrá repunte en países como Argentina donde no se pagan costos de matrícula.

Más de 260.000 estudiantes han firmado una petición al gobierno inglés para que se les devuelva una parte de las matrículas pues consideran que la docencia virtual no tiene el coste de la matrícula ordinaria anual que es, por término medio, de 9,250 libras anuales (US$ 11,500). Quienes solicitan devolución de parte de la matrícula dicen que la experiencia contratada incluía intercambios de conocimientos entre participantes para la creación de redes profesionales.

La expresión Coronoteaching también se utiliza para referirse a un fenómeno socio- educativo emergente con implicaciones psicoafectivas, tanto en profesores como en estudiantes. Se trataría de un síndrome experimentado por el docente o el estudiante al sentirse abrumado por recibir información excesiva a través de las plataformas educativas, aplicaciones móviles y correo electrónico.

A esto se puede añadir la frustración e impotencia derivadas de las limitaciones en la conectividad y la inexperiencia para operar plataformas y recursos digitales.

Aunque por ley en EE. UU. se brindó cierto alivio con dinero fresco, el Consejo Americano de Educación tildó de insuficientes los US$14 mil millones asignados al sector de la educación superior, alertando que será necesario alcanzar la cota de US$U50 mil millones y aunque no se han condonado las deudas, son muchas las voces que así lo demandan.

Beethoven Herrera
Consultor privado.
rvillavecesp@gmail.com

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes