Beethoven Herrera Valencia
Columnista

Europa y China, agenda de un conflicto

La invitación a voceros extranjeros expresa el interés de las autoridades de Beijing de mejorar su imagen ante Europa.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
marzo 25 de 2019
2019-03-25 05:00 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

Mientras avanzan las negociaciones entre China y Estados Unidos, ahora aparece un nuevo conflicto entre la Unión Europea y el gigante asiático, lo cual ha llevado a una visita intempestiva del canciller chino a Bruselas para tratar de evitar que los reclamos europeos se escalen a una guerra comercial, o económica general.

Europa ha coadyuvado los reclamos de Estados Unidos en la OMC respecto a la política china de exigir a las empresas extranjeras compartir su tecnología y asociarse con sus empresas, pero en este caso ha planteado reclamos bilaterales que China ha respondido de inmediato.

El hecho novedoso fue la declaratoria europea de China como “rival estratégico”, lo cual condujo a la pronta reunión del canciller chino Wang Yi con la alta representante de la Unión Europea para la política exterior, Federica Mogherini y a la exigencia china de que haya una actitud “imparcial”.

La crisis se plantea en un contexto de creciente superávit comercial de China respecto de Europa, pero a las tradicionales reclamaciones comerciales europeas, en esta ocasión se agrega la cuestión de la seguridad cibernética.

Ocurre que las autoridades de Washington han declarado que la infraestructura de redes 5G desarrollada por Huawei tiene riesgos de seguridad y ha presionado a Europa para que le niegue el acceso al mercado comunitario, lo cual, de ser aceptado por los gobiernos europeos, constituiría un golpe inmenso a las ventas de dicha compañía. Beijing, por su parte, ha declarado que las afirmaciones de Washington respecto a Huawei son “infundadas”.

Algunos países europeos están analizando la situación y esperan tomar una decisión al respecto, pues como es conocido, Francia, Reino Unido, Alemania, y ahora Italia, han aceptado vincularse al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura, liderado por China, y han recibido recursos para inversiones. De modo que una decisión adversa en el campo de las telecomunicaciones, podría tener impactos en otros campos de la agenda bilateral.

Otro punto de las negociaciones es la demanda del bloque comunitario de que China permita inversiones extranjeras en su mercado de igual manera que lo hacen las compañías chinas en Europa, y hay particular interés en acceder al sistema financiero de banca y seguros, el cual ha estado hasta ahora altamente controlado por las autoridades chinas y cerrado a la entrada de inversionistas extranjeros.

Buscando aliviar las tensiones bilaterales, China ha invitado a diplomáticos europeos a visitar Xinjiang, el campo donde están concentrados un millón de Uighurs y musulmanes, sobre cuya situación los voceros occidentales han planteado reiteradas críticas. China ha respondido que esa política de concentración obedece a una estrategia de prevención frente a nuevos ataques terroristas, como los ocurridos en el pasado.

La invitación a voceros extranjeros expresa el interés de las autoridades de Beijing de mejorar su imagen ante Europa, en la víspera de la visita del presidente Xi Jinping a Italia, Francia y Mónaco, así como de la participación del premier Li Kequian en la cumbre China-Europa. Mientras atiende las negociaciones con Estados Unidos, es del interés de China desactivar un conflicto de alto nivel con Europa.

Beethoven Herrera Valencia
Profesor de las universidades Nacional y Externado
beethovenhv@yahoo.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado