close
close
Beethoven Herrera Valencia

Fútbol, negocio y derechos

La elección de Catar como sede se logró con sobornos reconocidos incluso por Blater, el líder de la cadena de corrupción revelada por el FBI.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
noviembre 27 de 2022
2022-11-27 06:34 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2022/04/25/62668db99c0e2.jpeg

Cuando Pinochet descendió del palco a felicitar al equipo de Chile que acababa de clasificar al mundial de Alemania 74 el capitán Carlos Cazsely entrelazó sus manos atrás y le negó el saludo al militar que había fusilado a decenas de presos políticos en ese mismo estadio. Ese partido se ganó sin contrincante porque la Unión Soviética se negó a jugar allí el partido de repesca, por el uso de cárcel que Pinochet le dio a ese estadio tras derrocar violentamente el gobierno constitucional de Salvador Allende.

Con la misma lógica Johan Cruyff se negó a disputar el Mundial 78 en Argentina para no legitimar al dictador Videla, condenado luego a cadena perpetua por el genocidio al que sometió a su pueblo como se recuerda en la película Argentina 1985. El quipo holandés viajó para evitar las sanciones de la FIFA, pero se negaron a subir al palco a recibir las medallas de subcampeones, para no tener que saludar al dictador.

En el mundial de 1990 en Italia Maradona, Sócrates y Platini protestaron por el horario de los partidos, pues los obligaban a jugar con el sol del mediodía en verano por exigencia de los patrocinadores para que los asiáticos pudieran ver los partidos. La FIFA obligó a Brasil a modificar su legislación para permitir la venta de licores en los estadios como exigían las cerveceras patrocinadoras, pero en Catar no logró imponerlo.

La elección de Catar como sede se logró con sobornos reconocidos incluso por Blater, el líder de la cadena de corrupción revelada por el FBI . Pero la FIFA no pudo impedir que el equipo de Irán se negara a cantar el himno de su país como protesta por el asesinato de una mujer que no llevaba el velo como lo exige la ortodoxia musulmana.
¡ninguna norma prohíbe el silencio¡

Tras el anuncio de siete selecciones mundialistas de que usarían en Catar el emblema ‘One love’ en defensa de la comunidad LGBTI, la FIFA amenazó con suspender a los jugadores que lo usaran; pero frente a la protesta mundial terminó cediendo al permitir el uso del arco iris, símbolo de esa comunidad.

Durante la dictadura militar en Brasil el equipo Corintians liderado por Sócrates salía a la cancha con una pancarta que decía “perder o ganar pero en democracia” en cambio en los estadios del Mundial 1982 en España se retiraban las pancartas de apoyo a Solidarnosc, el sindicato anticomunista polaco.

Además les fueron retiradas las medallas que los atletas afros ganaban en los juegos olímpicos de México 68 cuando levantaban el puño con un guante negro simbolizando el black power contra la discriminación racial en su país. En la antesala de esos juegos el gobierno de Gustavo Diaz Ordaz masacró en Tlatelolco a los estudiantes que reclamaban sus derechos y aplastó las protestas para mostrar paz en los juegos olímpicos que se avecinaban.

Beethoven Herrera Valencia
Profesor de las Universidades Nacional, Magdalena y Prime Bussines School.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes