close
close
Beethoven Herrera Valencia

La riqueza oculta de las naciones

Gabriel Zucman considera que el secreto bancario que impide el intercambio de información entre administraciones fiscales es un problema.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
agosto 07 de 2022
2022-08-07 11:40 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2022/04/25/62668db99c0e2.jpeg

Con este título Gabriel Zucman, director del Observatorio Europeo de Impuestos e investigador del equipo de Thomas Piketty, publicó en 2014 un libro dedicado a rastrear la fuga de capitales como mecanismo para evadir la tributación en países donde se generaron los ingresos.

Su trabajo estudia la acumulación, distribución y tributación de la riqueza mundial, y considera que el origen del problema radica en el secreto bancario que impide el intercambio de información entre administraciones fiscales, pues la opacidad de los paraísos hace imposible verificación. En tales condiciones, sostiene Zucman, el secreto bancario es una subvención que obstaculiza un buen funcionamiento del sistema y otorga ventajas competitivas en competencia desleal. Esos mecanismos impiden la redistribución de la riqueza, pues la fuga de recursos impide la disminución de la tasa impositiva que paga la mayoría de contribuyentes, pues ese menor recaudo debe ser cubierto con más impuestos que gravan a quienes sí tributan. Zucman estimó para 2013 que €5,8 billones están en centros offshore, que €4,7 billones no están declarados y que el imporenta evadido fue €130.000 millones.

Por todo ello propone aplicar sanciones financieras a microestados (Jersey, Bermudas, Isla de Niue, Montserrat, Nauru) con retención automática de dineros que vayan a esos paraísos, adoptar sanciones comerciales a grandes paraísos (Suiza, Hong Kong, Singapur, Luxemburgo, Caimán, Bahamas) y concluye que si se los aísla comercialmente se verán obligados a entregar información fiscal.

Una coalición entre Alemania, Francia e Italia que representa en conjunto el 35% de las exportaciones de Suiza podría presionar a colaborar ya que la OMC autoriza sanciones equivalentes al monto evadido.

Zucman propone crear un catastro financiero mundial administrado por el FMI,que permita establecer un impuesto mundial al patrimonio (no a la renta), reembolsable a las empresas que registren la identidad de los dueños del dinero y no los nombres de intermediarios como fondos, bancos y gestores. El FMI estaría a cargo de asegurar que la información sea veraz, comparando bases de datos y dicho catastro sería de libre acceso a las agencias fiscales de todos los países.

Los críticos de Zucman consideran que su propuesta dejaría a los países dependiendo del organismo mundial que maneje dicho catastro, y dada la manipulación que se demostró en evaluaciones como el Doing Business del BM, bien podría utilizarse con criterio político. Además esa información podría utilizarse para congelar recursos de países en conflicto como ocurrió con activos de Irán en el pasado o de Rusia hoy.
La conclusión obvia es que sólo medidas multilaterales pueden ser eficaces siempre y cuando todos los países se comprometan a aplicarlas. Es el caso de la tasa corporativa global acordada en la Ocde, la cual si bien tiene una tasa inferior a la recomendada por los analistas y no entrará en vigencia inmediatamente, avanza hacia una solución sistémica. ¡Vivir para ver ...!

BEETHOVEN HERRERA VALENCIA
​Profesor de las Universidades Nacional, del Magdalena y Sergio Arboleda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes