Beethoven Herrera Valencia
columnista

Macron: solo en Europa

La inestabilidad de los vecinos deja a Emmanuel Macron como el líder con mayor solidez en Europa.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
febrero 11 de 2018
2018-02-11 08:06 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, se encuentra en un escenario jamás pensado, cuando se lanzó por fuera de los partidos tradicionales franceses y en una meteórica carrera llegó a la presidencia. El lanzamiento de su programa de gobierno, desde el Palacio de Versalles, dejó en claro que se proponía lograr mayor protagonismo para el país galo.

La inestabilidad de los vecinos deja a Macron como el líder con mayor solidez en Europa: la primera ministra Teresa May, encargada de gestionar el brexit, se encuentra tan debilitada que, incluso, dentro de su mismo partido tiene voces criticas; la canciller Merkel pasó cuatro meses sin lograr formar gobierno; Rajoy, enfrenta el problema de Cataluña, hasta ahora no resuelto, y la inestabilidad italiana han otorgado a Macron una vocería frente a Trump, Putin, y China, que está aprovechando intensamente.

Al presentar su informe anual, Human Rights Watch felicita a Macron y considera que su victoria ha significado un freno a la ola de populismo expresado en las victorias del brexit y de Trump mostró que era posible ganar una elección invocando principios democráticos. Pero, al mismo tiempo, lo llama a seguir los principios invocados en su campaña, lo invita a no mantener por mucho tiempo la ley antiterrorista que entró en vigor el primero de noviembre del 2017 en reemplazo del Estado de urgencia, pues incluye medidas que limitan las libertades. Así mismo, lo llama a revisar la política antiinmigración, pues se han introducido controles administrativos a los inmigrantes en los lugares de alojamiento de urgencia.

Por otra parte, critica a Macron su ambivalencia, pues frente a Vladímir Putin, a Recep Tayyip Erdogan, de Turquía, a Viktor Orbán, de Hungría, y Maduro, de Venezuela, Macron no ha levantado la voz en defensa de los derechos humanos. Adicionalmente, el informe cuestiona el silencio de Macron sobre los derechos humanos durante su visita a China, la ausencia de críticas a Al Sissi, de Egipto, y la prudencia frente a la tragedia humanitaria de Yemen.

A pesar de sus vínculos pasados con la banca de los Rothschild, Macron pidió a las multinacionales “renunciar a la optimización fiscal” que las lleva a registrar sus utilidades en paraísos fiscales para eludir impuestos, pero se requerirá algo más que admoniciones para evitar que países miembros de la Unión Europea, como Luxemburgo e Irlanda, reduzcan la tributación para atraer a las multinacionales, tal como lo ha hecho Apple, causando una cuantiosa multa de la Comisión Europea a Irlanda.

En suma, Francia está de vuelta. Hasta ahora las crisis griega y el brexit se manejaban desde Berlín. Ahora, el joven canciller austríaco, Sebastian Kurz, que ha formado gobierno en coalición con la extrema derecha, viene a París a asegurar que mantendrá el pacto europeo.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado