close
close
Beethoven Herrera Valencia

Mazzucato, salvar al capitalismo

Hacemos negocios de mala manera y después necesitamos filantropía privada o gobierno para limpiar el reguero, no es la forma correcta de capitalismo.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
julio 31 de 2022
2022-07-31 09:37 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2022/04/25/62668db99c0e2.jpeg

El apoyo que el presidente electo Gustavo Petro brindó a las ideas de Mariana Mazzucato como orientadoras de la estrategia económica del nuevo gobierno, puso los reflectores en esa autora poco conocida, cuyas tesis sobre Estado Emprendedor tuve ocasión de reseñar en mi libro Aldea Global de 2017.

Pese a los elogios que le han prodigado el Papa y Bill Gates, los ideólogos del consenso dominante suelen criticarla, pero muchos consideran que en el fondo sus propuestas buscan “salvar al capitalismo de sí mismo, con la intervención del Estado”.

Como ha destacado Clemente Forero, la Misión Internacional de Sabios para Colombia se inspiró en la tesis de Mazzucato en el sentido de que “El Estado no debe limitarse a administrar, ni siquiera a regular. Debe ser emprendedor y convocar al sector privado y a toda la sociedad a grandes emprendimientos de largo plazo”. Ella “desafía el pensamiento ortodoxo sobre el papel del Estado y del sector privado en impulsar la innovación; cómo se crea y comparte el valor, y cómo se pueden crear y conformar mercados convocando el Estado a misiones que resuelvan los grandes problemas de la humanidad”.

En entrevista con Daniel Coronel la economista propuso para Colombia una misión en la que gobierno, sector privado y sectores sociales se comprometan a cerrar la brecha digital: si la investigación y la innovación se disparan, el sector privado obtiene ganancias en el largo plazo, las poblaciones marginadas se vuelven más productivas, y eso mejora la distribución de los ingresos.

Mazzucato dice que “el Estado debe incentivar al sector privado a buscar ganancias en el largo plazo” y que “los gobiernos deben ser líderes y no limitarse a resolver problemas o fallas del mercado”. En su lógica, la producción de vacunas y el cambio climático, por ser condiciones de supervivencia de la especie humana, deben comprometernos a todos. ¡La pademia dejó millones de muertes y no logramos que las patentes de las vacunas se liberaran para uso público, aun si las investigaciones previas tuvieron apoyo gubernamental!

Para Colombia, Mazzucato destacó la importancia de desarrollar una política industrial que corrija las políticas neoliberales, centradas en otorgar subsidios, y recomienda atraer capital de largo plazo para la innovación y no solo capital especulativo atraído por incentivos tributarios. Al mismo tiempo critica a gobiernos de izquierda que piensan sólo en redistribuir sin cambiar previamente las estructuras de producción-distribución.

Ello no equivale a volver al modelo desarrollista propuesto por Álvaro Gómez en la campaña presidencial de 1974, el mismo que inspiró el ‘milagro brasileño’ de los militares: crecimiento acelerado con concentración del ingreso en medio de probreza y exclusión.

La entrevista terminó con un aforismo que resume su pensamiento: “Un modelo de capitalismo donde hacemos negocios de mala manera y después necesitamos filantropía privada o gobierno para limpiar el reguero, no es la forma correcta de capitalismo”.

BEETHOVEN HERRERA VALENCIA
​Profesor universidades: Nacional, Externado y Magdalena

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes