Beethoven Herrera Valencia
columnista

Protección social: hasta el FMI se preocupa

Como ya es conocido, el FMI ha propuesto, desde hace mucho tiempo, estrechar la focalización de la asistencia social solo a los más vulnerables. 

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
diciembre 16 de 2018
2018-12-16 06:55 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

El FMI ha dedicado la última edición de este año de revista trimestral Finanzas y desarrollo, al tema ‘Repensando el contrato social’, en la cual busca desarrollar un nuevo diseño estratégico para la protección social, que debe ser adoptado por el Comité Ejecutivo en mayo del 2019.

En su artículo, Isabel Ortiz, directora de Protección Social de la OIT, aborda el tema de la protección social universal y destaca los obstáculos que han surgido para expandir dicha protección social por el recorte de los empleadores a la seguridad social, por el debilitamiento de la negociación colectiva y por la reducción de los programas de asistencia social, medidas todas ellas apoyadas por las instituciones multilaterales para los diferentes países.

Por su parte, Michael Cichon, vocero de la coalición por el ‘Piso de Protección Social’, concentra su texto en la propuesta de que en todos los países se establezcan unas condiciones mínimas de protección a la población, independientemente de su vinculación laboral.

Entre tanto, Nicholas Barr, del London School of Economics, presenta un marco de referencia teórico de los retos que enfrentan los sistemas de seguridad social, y los académicos Hanna, Khan y Olken defienden la necesidad de focalizar la protección social más selectivamente, pero no dan cuenta de los altos niveles de exclusión y los costos administrativos asociados con los esquemas de focalización a la demanda en países en desarrollo. Como es conocido, el FMI ha propuesto, desde hace mucho tiempo, estrechar la focalización de la asistencia social solo a los más vulnerables.

En la misma revista del FMI, David Coady, quien es codirector del Fondo de Protección Social, dedica su artículo al tema de movilización de ingresos domésticos para la protección social; y Michael Rutkowski, del Banco Mundial, argumenta en su artículo que los sistemas de pensión financiados por los empleados y empleadores están en cuestión, debido a “cambios en la naturaleza del trabajo causado por la tecnología” y apoya la focalización de la asistencia social con base en encuestamiento, denominándolo ‘universalismo progresivo’.

Finalmente, en un artículo panorámico, titulado ‘Un nuevo contrato social’, Nemat Shafik, anterior sudirectora del FMI destaca las múltiples tensiones sociales y políticas causadas por la creciente precariedad del empleo y aumento de la desigualdad en el ingreso. En consecuencia, ella argumenta a favor de incrementar la universalidad de los beneficios sociales, y se expresa a favor de debilitar las reglas de la protección al trabajo mediante la ‘flexiseguridad’ que promueve la flexibilización de las condiciones de contratación, remuneración y funciones laborales, al tiempo que propone mantener la seguridad social para los trabajadores vinculados bajo formas flexibles.

Resulta sintomático que la principal institución financiera multilateral, que ha impuesto la flexibilización laboral y el desmonte de los sistemas tripartitos públicos de protección social desde hace cerca de medio siglo, retome el problema abriendo su revista institucional para que diversos analistas recomienden alternativas para este. Esto es, sin duda, la confesión plena, de que los modelos de flexibilización, privatización y desmonte de los sistemas públicos de protección social no han logrado los objetivos prometidos.

Beethoven Herrera Valencia
Profesor U. Nacional y Externado
beethovenh@hotmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado