Beethoven Herrera Valencia
columnista

Productividad, la ‘caja negra’ de la PTF

Un aumento sustancial de salarios impulsaría la demanda e impactaría la economía con un efecto multiplicador en las ganancias de los empresarios. 

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
diciembre 21 de 2020
2020-12-20 07:55 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

Ha resurgido el debate sobre los factores determinantes del aumento salarial y a pesar de que la Corte Constitucional ha establecido que deben tomarse la inflación causada, altos ejecutivos del Estado y analistas han ‘recomendado’ tomar para el cálculo la inflación esperada.

El otro criterio establecido por la Corte Constitucional es el de la productividad, y aunque se han dado debates en universidades de alto reconocimiento que cuestionaron la productividad factorial, el Dane la sigue utilizando.

La más famosa controversia se refirió al concepto del ‘capital’ y concluyó la imposibilidad de existencia de curvas de demanda de insumos bien comportadas (cantidad demandada de un insumo relacionada negativamente con su precio). Además dijo que era imposible e incoherente hablar de ‘capital como un factor de producción agregado’, y por esas razones concluyó que se debe rechazar la Productividad Total factorial (PTF) como medida cierta de la productividad, pues se obtiene a partir de una función de producción que relaciona capital y trabajo para un determinado output.

Por Cambridge (UK) participaron Keynes, Joan Robinson, Piero Sraffa, Pierangelo Garegnani y Fabio Petri. De Cambridge (EE.UU.) participaron Robert Solow, Paul Samuelson y los neoclásicos John Hicks y Frank Hahn. Sorprender que para el Dane y para el DNP las opiniones de pensadores de esa estatura ( diversas corrientes ideológicas) sean irrelevantes.

Según esos teóricos la productividad total factorial es un concepto ‘vacío’ que puede ser fácilmente reemplazado por la productividad media laboral, calculada como el cociente entre el valor agregado y el número de trabajadores o de horas trabajadas por todos. La medición por horas y por número de ocupados es muy similar, aunque la medición por horas trabajadas homogeniza el trabajo a tiempo completo o parcial.

El Nobel de Economía Joseph Stiglitz dice que el trabajo no es un factor productivo, como el metal por ejemplo, porque a diferencia de este último es susceptible de estímulo y motivación. Estando en Japón pregunté a un gerente por qué no había huelgas y me respondió: “el trabajador y yo hacemos el aseo juntos, utilizamos el mismo baño y la brecha salarial entre él y yo es de uno a tres”. Exótico en el trópico…

En un contexto de crisis económica es importante incentivar la demanda agregada que estimule la producción y garantice la recuperación económica: La pandemia, el huracán y la caída de los precios de las exportaciones mineras obligan a reconocer que el principal criterio para contratar trabajadores no son los costos salariales sino la demanda que tienen los productos en el mercado. ¡Un empresario no contratará nuevos trabajadores, si las ventas están bajas, aún con reducción de salarios reales!.

Un incremento sustancial de salarios impulsaría la demanda e impactaría toda la economía con un efecto multiplicador en las ganancias de los empresarios. La gente encontrará empleo sin sacrificar su derecho al trabajo digno, la salud ocupacional y el cabal ejercicio de sus derechos constitucionales y legales consagrados en los convenios internacionales de los que Colombia es signataria. 

Beethoven Herrera Valencia
Profesor, U. Nacional y Externado.
Colaboración: Óscar Esteban Morillo M.

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes