Beethoven Herrera Valencia
Columnista

Trump, ahora en guerra con la FED

Por su desacuerdo con la política de la FED, Trump se ha planteado seriamente despedir a Powell, lo que ha afectado el mercado de capitales.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
enero 02 de 2019
2019-01-02 08:00 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

La posibilidad, planteada por Trump a su círculo de confianza y filtrada por fuentes de la Casa Blanca, de destituir al presidente de la FED Jerome Powell, revela el nivel que ha alcanzado el descontento del primer mandatario con la gestión del jefe del Banco Central, a quien el mismo Trump designó en el cargo para reemplazar a Janeth Yellen.

La posibilidad, planteada por Trump a su círculo de confianza y filtrada por fuentes de la Casa Blanca, de destituir al presidente de la FED Jerome Powell, revela el nivel que ha alcanzado el descontento del primer mandatario con la gestión del jefe del Banco Central, a quien el mismo Trump designó en el cargo para reemplazar a Janeth Yellen.

Sería la primera vez que un evento de esa magnitud ocurre en la historia de la FED, pero aún si ello no sucediera, tras el aumento de la tasa de interés en cuatro momentos del año 2018 y conocido el anuncio de continuar con esa política para evitar el aumento de la inflación y el recalentamiento de la economía, el presidente Trump ha expresado enfáticamente que la conducta de la FED “es errónea” y constituye un problema.

Powell continuó con las alzas graduales de la tasa de interés que había iniciado Janet Yellen, subiendo 25 puntos básicos el 21 de marzo, seguida por otra alza de 25 puntos el 13 de junio, otra similar el 26 de septiembre, para acabar el año 2018 con la tasa de interés en 2,50 por ciento, tras el nuevo incremento el 20 de diciembre.

La tensión ha aumentado desde que Powell expresó su preocupación por las consecuencias de la política comercial confrontacional de Trump y sobre las expectativas del crecimiento, pues el Fondo Monetario Internacional ha advertido que hay una burbuja crediticia a empresas sin capacidad de pago, probablemente estimulada por las bajísimas tasas de interés, las cuales no se justifican, una vez que la economía se ha recuperado.

Las declaraciones de Trump contra Powell generaron controversia acerca de si el Presidente debía hacer o no ese tipo de comentarios respecto de una institución independiente del gobierno, y ello afectó el mercado de bonos soberanos y produjo una depreciación del dólar.

Pese a estos comentarios, Powell se mantuvo firme con su política de alzas graduales de la tasa de interés para prevenir la inflación y Trump continuó con sus críticas el 9 de octubre, mostrando su desacuerdo con la velocidad a la que la FED estaba subiendo las tasas de interés. El 10 de octubre, llegando a un rally en Pensilvania, Trump comentó : “Creo que la FED está cometiendo un error. Ellos son demasiado estrictos. Pienso que la FED se ha vuelto loca”.

Tras la caída de más de 800 puntos del Dow Jones Industrial Average, en una sesión informativa, en la Oficina Oval el 12 de octubre, Trump continuó su ataque culpando a la FED de ser la causa de esta caída masiva en las acciones.

Por su desacuerdo con la política de la FED, Trump se ha planteado seriamente despedir a Powell, y ello ha afectado el mercado de capitales, y mientras sigue el debate acerca del respaldo legal que tendría o no Trump para realizar esta acción, ya hay indicios de las consecuencias desastrosas para la economía estadounidense, en caso de ejecutarla.
Pero al final, lo que hará Trump es impredecible.

Beethoven Herrera Valencia
Profesor, U. Nacional y Externado
Colaboración, Alejandro Dueñas

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado