close
close
Beethoven Herrera Valencia

Ucrania y la guerra de las monedas (I)

El sistema monetario euroasiático se basará en 'una nueva moneda internacional', que incluiría precio de materias primas y al yuan como referencia.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
abril 17 de 2022
2022-04-17 10:37 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2022/04/25/62668db99c0e2.jpeg

La Unión Económica Euroasiática (Eaeu) y China acordaron diseñar un sistema monetario y financiero internacional independiente que evite las transacciones en dólares. La Eaeu (formada por Rusia, Kazajastán, Kirguistán, Bielorrusia y Armenia), negocia acuerdos de libre comercio con otras naciones euroasiáticas y se está interconectando progresivamente con la nueva Ruta de la Seda (Iniciativa de la Franja y la Ruta de China- BRI, por sus siglas en inglés).

El diseño de esta propuesta ha estado a cargo de Sergei Glazyev, ex asesor del presidente Vladimir Putin y Ministro de Integración y Macroeconomía de la Comisión Económica de Eurasia, el organismo regulador de la Eaeu, quien había previsto la confrontación económica de Rusia con Occidente. Justificó su propuesta como una respuesta a “los desafíos y riesgos comunes asociados con la desaceleración económica mundial y las medidas restrictivas contra los estados de la Eaeu y China”. En suma, sostiene que tratándose de China y Rusia como potencias euroasiáticas, deben coordinar estrategias y ese fue el mensaje central del comunicado emitido en la visita de Putin a China durante los juegos olímpicos: “oponerse a un mundo unipolar impuesto por Estados Unidos y para ese efecto construir una alianza ilimitada”.

El sistema monetario euroasiático se basará en “una nueva moneda internacional”, la cual podría incluir los precios de las materias primas y tener al yuan como referencia. Podría determinar su valor como índice entre las monedas nacionales de los participantes, tal como se calcula en el FMI el valor de los Derechos Especiales de Giro (DEGs), fundado en una cesta de monedas fuertes, a la cual se agregó hace una década el yuan de China. Este sistema euroasiático espera contar además con la participación de la Organización de Cooperación de Shanghai (SCO) y de la Asean además de países como Irán y Siria, distanciados de EE. UU. Se rumora que Arabia Saudita está considerando aceptar yuanes chinos, y no dólares, por vender petróleo a China, lo cual chocaría con los intereses de su principal proveedor de armamento. El ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, confirmó que la mitad de las reservas de oro y divisas de Rusia han sido congeladas por las sanciones unilaterales y han quedado fuera de su control. Ello sorprende a los analistas que recuerdan que el gobierno de Carter congeló los activos iraníes en su país después de la toma hostil de la embajada estadounidense en Teheran, Inglaterra ha retenido el oro de Venezuela ante la petición de entrega por el gobierno de Maduro y la Reserva Federal confiscó las reservas de Afganistán.

¿Puede entenderse que un estratega militar de las características de Putin haya entregado esa arma a sus enemigos? Al respecto dijo el canciller ruso Lavrov: “Resolveremos el problema, y la solución será dejar de depender de nuestros socios occidentales … que actúan como herramientas de agresión política occidental contra Rusia ... Encontraremos una manera de eliminar esta dependencia”.

BEETHOVEN HERRERA VALENCIA
​Profesor universidades: Nacional, Externado y Magdalena

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes