close
close
Beethoven Herrera Valencia

Zonas francas y reforma tributaria

Asociaciones estadounidenses han reiterado que modificar el régimen legal existente para zonas francas violaría las obligaciones del TLC con EE. UU.

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
octubre 30 de 2022
2022-10-30 08:59 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2022/04/25/62668db99c0e2.jpeg

En los años cincuenta las zonas francas fueron concebidas como instrumentos para promover las exportaciones, pero ese régimen fue modificado por exigencia de la OMC en respuesta a demandas de países vecinos que se consideraron afectados por el régimen colombiano. Por ello la ley 1004 del 2005 eliminó la exigencia de exportar como condición para acceder a la rebaja en el impuesto de renta y estableció la obligación de hacer inversiones nuevas y generar nuevos empleos.

El proyecto de reforma tributaria aprobado en primera instancia establece que para conservar la tarifa del 20% en renta, los usuarios de zonas francas deberán cumplir con un umbral máximo de ventas en el territorio aduanero nacional. De modo que mantener la rebaja en el impuesto de renta a la exportaciones por encima se ese umbral se constituiría sin duda en una subvención.

Diversos juristas han advertido que una derogatoria del régimen actual de las zonas francas podría estar vulnerando la legalidad y certeza establecidas en leyes anteriores. Y el cambio propuesto podría infringir además los principios constitucionales de buena fe y de confianza legítima de quienes iniciaron sus actividades cumpliendo los requisitos determinados por ley.

Aurelio Suárez había advertido además que Reficar abasteció el 19 % del mercado colombiano de diésel en 2021, el 21 % de la gasolina, el 87 % del jet fuel y el diluyente para crudo, y ahorró al país importaciones de combustibles por US$2.778 millones.

Como opera bajo el régimen de zona franca, sus mayores tributos se trasladarían a los precios de esos productos, con un previsible impacto inflacionario, a todas luces indeseado.Por ello resulta razonable que el gobierno haya aceptado mantener a Reficar los beneficios del régimen franco para las ventas al mercado interno con el fin de evitar el encarecimiento interno de los combustibles que produce. Y se sugiere aplicar similar diferenciación para los servicios hospitalarios prestados a extranjeros y a los pagos que se hagan a navieras internacionales.

Las principales asociaciones empresariales estadounidenses han reiterado que modificar el régimen legal existente para las zonas francas violaría las obligaciones de Colombia bajo el Artículo 10.9 del Capítulo de Inversiones del TLC con Estados Unidos, que prohíbe la imposición de mandatos para exportar un determinado nivel o porcentaje de bienes o servicios.

Se propone ahora que a las exportaciones realizadas desde zonas francas se les aplique el 20% de impuesto de renta, en tanto que a las ventas realizadas al territorio aduanero nacional se les cobre el 35%. Ello mantiene, sin duda alguna, una subvención a las exportaciones que cabe en el marco de las prácticas prohibidas por la OMC y si bien se inspira en la filosofía que dio origen a dichas zonas francas antes del surgimiento de la OMC, las condiciones internacionales han cambiado.

El país quedaría así expuesto a reclamaciones por violación del régimen de dicha institución que prohíbe las subvenciones a las exportaciones.

Beethoven Herrera Valencia
Profesor universidades: Nacional, Magdalena y Sergio Arboleda.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes