close
close
Bruce Mac Master
Columnista

En tiempos de crisis, las empresas nos inspiran

Las Empresas INspiradoras han comprendido que los desafíos sociales también les competen. Y no por esto sustituyen al Estado.

Bruce Mac Master
POR:
Bruce Mac Master
agosto 27 de 2020
2020-08-27 10:09 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c5f74f2f9c6.png

Estamos afrontando una realidad compleja que nos exige responder rápidamente ante desafíos que no imaginábamos. Es ahora cuando cobra mayor relevancia cuestionarse acerca de las acciones que la sociedad espera de las empresas.

El sector privado tiene capacidad para responder rápido con iniciativas que impacten de forma positiva y den solución a problemáticas que enfrentan diversos actores en la sociedad, actuando desde sus modelos de negocio.

La tercera edición de la Lista de Empresas INspiradoras nos demuestra eso. En esta versión, nos encontramos con compañías cuyo propósito trasciende su forma habitual de hacer negocios y han encontrado fórmulas exitosas para crecer, al tiempo que responden a las necesidades sociales y ambientales de sus entornos.

Estas compañías han comprendido que los desafíos sociales también les competen. Y no por esto sustituyen al Estado. Desde una óptica del negocio, han desarrollado alianzas y programas enfocados en mejorar la calidad de vida de los más vulnerables, al tiempo que implementan estrategias de negocio innovadoras para garantizar su operación y crecer.

Dentro de las 22 empresas que reconocemos como INspiradoras hay una amplia variedad de ejemplos. Aquellas que le han apostado al desarrollo rural y han incluido a cientos de agricultores como proveedores de materias primas.

Las que han encontrado en el reciclaje y el apoyo a los recicladores, una oportunidad de negocio y una forma sostenible de disponer sus residuos. Aquellas compañías que se han esforzado en construir entornos laborales donde la diversidad es valorada como elemento para la competitividad y donde los empleados tienen las herramientas para desarrollar su potencial.

Las acciones que estas empresas implementan generan un gana-gana para todos los involucrados. Por un lado, las compañías tienen un mayor control sobre su cadena de suministro (tanto en el caso de materias primas como en el de material reciclado). Al promover el crecimiento de su talento humano crean entornos innovadores, mejoran su clima laboral y reducen sus tasas de rotación.

Esto a su vez se traduce en beneficios para la población más vulnerable. Mejoran sus ingresos al insertarse en mercados formales. Acceden a propuestas de formación técnica avanzada.

Las Empresas INspiradoras nos demuestran que el modelo tradicional de hacer negocios está cambiando. En el vertiginoso acontecer, el sector privado debe estar cada vez más atento a las realidades sociales que lo rodean y ser parte activa de las soluciones que la sociedad necesita. Y esto no se trata de buena voluntad, el éxito corporativo y el bienestar social pueden estar estrechamente ligados. Una compañía puede crecer rápidamente si encuentra oportunidades para generar valor social con sus modelos de negocio.

La situación actual ha puesto a prueba a muchos sectores de la economía, pero es ahora que las empresas deben pensar de forma diferente. El covid-19 exigió del sector privado, en un primer momento, un esfuerzo filantrópico. Sin embargo, lo que viene requiere que las empresas asuman su rol social desde su modelo de negocio. Esta es la forma en la que pueden tener un mayor impacto social, al tiempo que mejoran su competitividad.

Bruce Mac Master
Presidente de la Andi

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes