close
close
Camilo Herrera Mora

A los Empresarios

Ser empresario en Colombia no es fácil, pero decidirnos hacerlo porque sabemos que tenemos del deber de construir y el derecho de hacerlo.

Camilo Herrera Mora
POR:
Camilo Herrera Mora
mayo 09 de 2022
2022-05-09 09:35 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67313466d.png

Ser empresario es un deber y un derecho. Aquel que pueda producir debe hacerlo, creando empleo, mejorando la calidad de vida de muchos con oportunidades y mejores productos; y todo aquel que quiera cumplir sus sueños, emprendimientos, proyecto de vida o inversión tiene el derecho de hacerlo, para mejorar su situación, cumplir sus metas y construir patrimonio.

Pensando así, más de 5,5 millones de empresarios en Colombia hemos hecho empresa, creando más de 21,7 millones de empleos (más o menos 3 por empresa), llevando al país a ser líder en grupos económicos, grandes empresas, multilatinas, emprendimiento, inversión, rebusque y hasta vendedores ambulantes, mostrando la enorme diversidad de oportunidades que tenemos y las millones de puertas cerradas que hay.

Como empresario, al igual que muchos, estoy preocupado por el futuro del país, más no por quién va a ser el próximo presidente, porque al final eso es temporal y después llegará otro y otro más, siguiendo la continua línea de nuestra democracia.

Colombia tiene enormes retos por solucionar que van desde problemas del siglo XIX que no hemos resuelto en nada, como las carreteras o las vías férreas, hasta problemas posmodernos del siglo XXI como el aborto y la flexibilidad laboral, pasando por dolores del siglo XX como las guerrillas y la violencia partidista. Mientras esto se debate en la política, 5,5 millones de empresarios y millones de agricultores se levantan cada día a producir, generar empleo, pagar impuestos y satisfacer las necesidades de los consumidores, mientras en los medios se oye, ve y lee una batalla sobre cómo hacer que el país sea menos pobre, sin preguntarles a los que cada día crean empleos e ingresos.

Hemos olvidado que las políticas públicas, son públicas, y no un monopolio de dos o tres pensamientos políticos que plantean y replantean continuamente la forma de hacer crecer la economía, redistribuir el ingreso y la riqueza, para reducir la profunda pobreza que tenemos, olvidándonos que 7 de cada 10 personas ricas en Colombia, se hicieron a pulso en una sola generación, con su trabajo, disciplina, tomando riesgos y ayudando a muchos; sin embargo se les señala de ser los culpables de muchos de los males del país, pese a que esos empresarios, son los héroes silenciosos que han reducido esos problemas.

Ser empresario es un honor, tener empresa es un compromiso con la sociedad y tener empleados es una responsabilidad que sólo entienden aquellos que, el 28 del mes están pensando como pagar la nómina y los impuestos el mes siguiente. Empresarios pequeños y grandes, mujeres y hombres, jóvenes y viejos, campesinos y citadinos, que no esperan que les den el pan, sino que lo hacen y lo multiplican para muchos.

Ser empresario en Colombia no es fácil, pero decidirnos hacerlo porque sabemos que tenemos del deber de construir y el derecho de hacerlo. Gracias empresarios.

Camilo Herrera Mora
CEO de Raddar.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes