Camilo Herrera Mora
Columnista

Décimo hombre

No somos optimistas irracionales, sino que vemos de otra manera los datos, para mostrar que estábamos mejor parados que otros. 

Camilo Herrera Mora
POR:
Camilo Herrera Mora
junio 08 de 2020
2020-06-08 09:46 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67313466d.png

“La regla del décimo hombre es una táctica del sentido común que indica que siempre que nueve personas estén de acuerdo en que algo es cierto, una décima persona debe defender la tesis contraria (incluso si no está de acuerdo con ella) para estar preparados ante una eventualidad o tesis improbable”, es la definición señalada en internet.

Algunos economistas, tomamos este rol de manera inversa, porque los datos muestran que el problema puede no ser tan grande como se predijo y que la economía caerá, más la recuperación puede ser más rápida.

El aumento en la demanda de energía, la recuperación del uso de las tarjetas de crédito, el crecimiento en las tasas de movilidad e incluso los números de muertos por la enfermedad, comienza a alinearse a esta hipótesis.

Así, afortunadamente 9 de cada 10 economistas predijeron una hecatombe, y nuestro sistema reaccionó, dando liquidez al mercado y teniendo tensa paciencia de esperar para buscar endeudamiento externo. Seguramente los datos del segundo trimestre serán muy negativos, porque tenemos el primer choque de “no demanda” de la historia, y no sabemos bien cómo manejar este fenómeno.

Nuestra economía recibirá un golpe duro, sin embargo nuestro sistema de salud esta funcionando mucho mejor de lo que los alarmistas proclamaban, aún con retos en diversos frentes; las ayudas del gobierno han llegado a muchos hogares, logrando cubrir las necesidades de algunos y conectándolos con los sistemas de ayuda social, un salto enorme en política social para el país.

Los bancos, si bien han logrado congelar los pagos de muchos créditos y ayudar con la caja de las empresas y los hogares, pueden hacer un trabajo mayor en el momento. Las empresas, se ha esforzado enormemente para mantener lo más posible sus nóminas financiadas, y cubrir sus deudas.

Las lecciones que nos han dado casi todos los sectores, en particular los más afectados como el entretenimiento y los restaurantes, nos muestran que este país es mucho más fuerte de lo que aceptamos y más berraco de lo que pensábamos.

El endeudamiento que hemos hecho gobierno, empresas y personas, trayendo dinero del futuro, será un incentivo forzado para crecer más rápido y con más fuerza, para poder cubrir lo más pronto posible esa deuda.

Los aprendizajes son muchos, como un mejor manejo de la caja de las empresas, un sistema de apoyo social más general y aprendimos que los colombianos somos conscientes de los problemas que tenemos, y que fuimos capaces de quedarnos en casa, cuando nos lo pidieron. Ahora, debemos ser prudentes el próximo semestre, con la tentación de juzgar a los gobiernos en lo que hicieron y dejaron de hacer, como si hubiesen estado actuando en tiempos ordinarios.

No somos optimistas irracionales, sino que vemos de otra manera los datos, para mostrar que estábamos mejor parados que otros, y tenemos la oportunidad de contar la otra parte de la historia, diciéndoles a las personas que las cosas están mal, y que lo ellos están viviendo lo viven muchos otros, lo que se suma a que podamos salir juntos de este reto y prepararnos mejor para lo que viene.

Camilo Herrera Mora
Presidente, junta directiva de Raddar.
camiloherrera@raddar.net

Recomendados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes