close
close
Camilo Herrera Mora

El dilema

No es momento de pensar en el crecimiento de PIB, sino en la tasa de desempleo como objetivo.

Camilo Herrera Mora
POR:
Camilo Herrera Mora
junio 28 de 2021
2021-06-28 09:05 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67313466d.png

Algunos debaten si ahora es más importante fijarse en la producción o el empleo. Son el centro de la economía de mercado: debemos producir bienes para las personas, que son una población creciente y cambiante, que demanda más productos continuamente y que busca capacitarse para ser parte el aparato productivo, para conseguir empleo y tener mejores ingresos para cumplir con su proyecto de vida.

Históricamente hemos sido lentos para generar empleo, teniendo una tasa de desempleo que en su mejor momento fue del 7,3%, que es el doble de la tasa de muchos países latinoamericanos. ¿A qué se debe esto?, a que no hemos logrado un equilibrio entre el mercado laboral, las normas del trabajo, el sistema educativo, los salarios y las costumbres.

Hoy sabemos que, si en Colombia en 2020 nacieron 620 mil personas, debemos crear empleo para ellos en 18 o 20 años, con la ventaja (que nunca hemos usado), de saberlo con suficiente anticipación. Sin embargo, hemos tenido un crecimiento económico sostenido, más grande que el del empleo, causando muchos desequilibrios.

Crear empleo no es fácil y menos con la normatividad laboral colombiana, por la cantidad de cambios que se le fueron acumulando para proteger al empleado, llevándonos al punto donde un empleador piensa mucho si contratar o no a una persona, por el costo que esto implica (que es mucho más que el salario que la persona recibe) y porque se convierte en costos fijos, sin importar si a la empresa le va bien o mal en ventas, causando que invertir en un nuevo empleado no sea una decisión fácil.

Sabemos que un empleo mantiene a 2,4 colombianos y que hay un empleado en el comercio por cada ocho personas, siendo el sector que más empleo genera y que más se ha esforzado por mantenerlo durante esta pandemia.

La caída del empleo en 2020 nos llevó a tener el 92 por ciento de ocupados de 2019, donde no sólo estamos 8 por ciento por debajo, sino que deberíamos haber crecido por lo menos 2 por ciento adicional; sabemos que nueve de cada 10 empleos los crea el sector privado, y sólo uno el sector público, que es uno de los empleadores que menos puestos de trabajo ha recuperado, pese a saber que la tasa de desempleo y la pobreza se mueven casi al unísono; por eso suena prudente la idea de ‘congelar’ algunas normas por un tiempo para generar puestos de trabajo, reducir la pobreza y mejorar la producción.

Ya deberíamos estar en 26,4 millones de empleados y seguramente aún no llegamos a los 20,6 millones: hay que crear empleos ya para reducir la pobreza y, el empleo realmente lo hace el sector privado; pero algunos parecen estar tranquilos porque nuestra economía crecerá 7 por ciento este año; no es momento de pensar en el crecimiento de PIB, sino en la tasa de desempleo como objetivo.

CAMILO HERRERA MORA
Presidente, junta directiva de Raddar

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes