Camilo Herrera Mora

La guerra costó 36 por ciento del PIB

Camilo Herrera Mora
POR:
Camilo Herrera Mora
enero 06 de 2014
2014-01-06 09:26 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67313466d.png

Diversos autores dicen que los costos de la lucha antisubversiva y la destrucción de capital que se ha causado puede ser cercano a un punto del Producto Interno Bruto (PIB) cada año, y que por eso cuando se firme la paz, la economía avanzará a mayor velocidad.

En un ejercicio que ha venido realizando Raddar, la Corporación Bienestar y el Cesa, después de comprender los costos de la guerra y el posconflicto, se ha evidenciado que Colombia sería otro país si las guerrillas no hubiesen estado en nuestra historia, al punto de tener un PIB 58 por ciento más grande que el que tenemos hoy, lo que significa que nos costó cerca del 36 por ciento del PIB que deberíamos tener.

Para establecer ese dato se estimó qué pasaría con el PIB si aumentará 1 por ciento más, cada año, desde 1965, un año después de la creación de las autodenominadas Farc.

Según el Dane, en el 2012 el PIB fue de 467 billones de pesos del 2005, y según la estimación ajustada, debería ser de 740 millones, es decir, 58 por ciento más grande.

Tener un país con 58 por ciento más de PIB no solo nos dejaría como la tercer economía de Latinoamérica, sino que significaría que el recaudo tributario sería cerca de 58 por ciento mayor y, por ende, el gasto social también, lo que sin lugar a dudas habría reducido la pobreza mucho más rápido y tendríamos un país mucho más equitativo y con más y mejor empleo.

A estas cifras hay que adicionarle el impacto del gasto público dedicado a lo militar, que como el estudio ya lo había presentado anteriormente, puede ser cercano a los 240 billones de pesos, que si hubiesen sido destinados a infraestructura y servicios sociales, seguramente la competitividad del país sería otra.

La guerra nos ha costado por lo menos 290 billones de pesos desde 1965, y una ineficiencia de gasto público de por lo menos 240 billones, lo que ha mermado nuestra capacidad productiva, educativa, redistributiva e incluso tributaria, causando que los colombianos no tengan las condiciones de vida que deberían tener hoy después de los múltiples esfuerzos que han realizado tres generaciones para tener un país mejor.

Por esto es que la paz es importante: un año más en guerra significa que el ingreso per cápita de los colombianos no crece 3,2 por ciento en promedio, sino 2,2 por ciento, en dinero, cerca de 35.000 pesos mensuales adicionales. Así, cada año de guerra le roba a cada colombiano 1 por ciento de calidad de vida.

Sin duda, algunos podrán decir que aumentar el PIB 1 por ciento anual por el impacto de guerra es debatible, otros autores ya han demostrado que así es, lo relevante de este dato es que demuestra claramente que el impacto de la guerra en nuestra economía es uno de los principales determinantes que han causado que muchos de los problemas sociales no hayan tenido solución aún, no solo por dedicar recursos del presupuesto a la guerra, sino por la destrucción de capital y productividad del país en el proceso.

Estamos cerca de recuperar ese punto porcentual de crecimiento económico anual, pero cabe recordar que por un buen tiempo deberemos mantener el gasto militar, invertir en infraestructura y focalizar mejor el gasto social, amortizando la deuda que le hemos causado a la economía colombiana.

Camilo Herrera M.

Presidente de Raddar

camiloherreraraddar@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado