close
close
Camilo Herrera Mora

Negociaciones

¿Por quién votar? eso es de cada uno, pero cuando oiga una propuesta tentadora pregúntese ¿qué tan posible que esa persona pueda hacer lo que propone?

Camilo Herrera Mora
POR:
Camilo Herrera Mora
marzo 07 de 2022
2022-03-07 07:30 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67313466d.png

Lo de Rusia-Ucrania, Venezuela y nuestras próximas elecciones tienen cosas en común, como la de la incapacidad que tenemos de crear una salida negociada al conflicto, llevando a las partes a causar situaciones cada vez más extremas para mantenerse en el poder y claramente declararse el ganador en la situación.

La base de una negociación efectiva es lograr que todos salgan ganadores. Así, a Putin hay que darle una salida sensata donde su invasión tenga sentido para los rusos y Ucrania un apoyo financiero enorme para recuperar su país; en Venezuela, la salida de Maduro y su gobierno, pasa por negociar que no se les va a juzgar por lo que hayan hecho, si y solo si, dejan el gobierno y permiten el restablecimiento del orden democrático.

Si bien, al leer esto usted no esta de acuerdo, es porque normalmente buscamos un culpable y una condena por sus actos, pero llegar allá es casi siempre un imposible en ese nivel o conlleva enormes costos en vidas.

En nuestras elecciones, la situación es la misma.

La gente no confía en el congreso y tiene una mala imagen de Duque, lo que hace muy tentador que todos quieran castigar al gobierno saliente y a la legislatura que acaba, votando por quienes han sido su oposición o por personas nuevas en la vida política, lo cual puede ser un enorme error, porque por el simple hecho que alguien le haya hecho oposición al gobierno, no significa que sea un buen gobernante, como hemos visto que ha ocurrido en las principales ciudades del país.

Votar es un acto muy complejo, que requiere dejar atrás las pasiones y los instintos, ya que es una decisión que no se puede cambiar y dura cuatro años.

No es ir a un restaurante y que el servicio no nos guste, no es una camisa que nos quedó pequeña y que podemos cambiar.

Votar es una decisión en que debemos comprender que estamos decidiendo por lo menos los próximos cuatro años de nuestro futuro y votar por congreso lo es aún más, porque este será el contrapeso del presidente que sea elegido, permitiendo que los que no ganen las elecciones sean tenidos en cuenta en las decisiones.

Quizá, la negociación que debemos hacer no es con la clase política, sino con nosotros mismos, porque seguramente muchas veces hemos votado y hemos perdido o hemos sido decepcionados, y volver a votar significa dejar atrás la necesidad de tener un culpable y castigarlo, porque en ese acto, puede pasar que el castigado sea usted y millones de colombianos por cuatro años, como muchas veces nos ha pasado.

¿Por quién votar? eso es de cada uno, pero siempre que oiga una propuesta muy tentadora pregúntese: ¿qué tan posible que esa persona pueda hacer lo que propone?

Feliz día, a todas las mujeres en el mundo.

CAMILO HERRERA MORA
Presidente de Confecámaras

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes