close
close
Camilo Herrera Mora
Columnista

Segundo Semestre

La ventaja de un gobierno con votos es que la opinión pública será más generosa y paciente con el nuevo presidente. 

Camilo Herrera Mora
POR:
Camilo Herrera Mora
junio 20 de 2022
2022-06-20 09:41 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67313466d.png

El primer semestre fue impresionante. La economía creció mucho más de lo esperado gracias a la productividad y la generación de empleo, como se mostró en el Marco Fiscal de Mediano Plazo -MFMP-, donde este crecimiento colaboró mucho en la reducción del déficit y del tamaño relativo de la deuda, en un entorno de inflación creciente, lo que es todo lo contrario a la estanflación que se anunciaba.

Es posible que el segundo semestre continúe igual o que las presiones inflacionarias, causadas por una mayor devaluación y el ajuste de los precios de la gasolina, afecten aún más los golpeados bolsillos de los compradores en Colombia.

Podemos estar ante dos posibles fuerzas, que incluso se darían al mismo tiempo: una segunda ola de aumentos de precios y una guerra de promociones, porque el aumento de los costos puede forzar a las empresas a tomar decisiones en los precios y el comercio se puede ver abocado a hacer promociones y descuentos para mantener el tráfico hacía sus tiendas y sostener las ventas. Esto significa que, si el segundo semestre no es parecido al primero, viene un freno en los márgenes de las empresas, con sus consecuencias.

Si bien el MFMP da un parte de victoria sobre la recesión de 2020 a nivel macroeconómico y fiscal, los vientos de recesión en el mundo nos llaman a la prudencia, a la preparación y anticipación de lo que pueda pasar.

La gran ventaja es que Gustavo Petro, el presidente electo, será inicialmente un gobierno con el apoyo de la opinión pública; porque ganó un candidato a la presidencia y no los que votaron en contra de alguien, lo que permite que ese poco más de 50% de votantes, comiencen a cambiar los indicadores de percepción negativa sobre el futuro del país y veamos un mejor ánimo en la población, lo que mejorará las expectativas de muchos y bien sabemos que la economía depende de lo que pensemos qué va a pasar y de lo que eso genera.

También es posible que las relaciones con Venezuela tomen un rumbo diferente, permitiendo el aumento de las exportaciones, aumentando la producción, el empleo y reduciendo así los efectos de la devaluación.

La ventaja de un gobierno con votos es que la opinión pública será más generosa y paciente con el nuevo presidente y esto permitirá que muchas cosas que son difíciles de hacer, como la reforma tributaria, tengan una mejor receptividad en la población.

Más, no debemos bajar la guardia. El segundo semestre está lleno de incertidumbre por el entorno mundial, los costos, aumento de tasas de interés, los precios, la devaluación, la capacidad de compra de los hogares y los cambios políticos. Estos meses serán un reto para empresarios, gobiernos y hogares, que esperan un cambio que no se verá en el corto plazo.

@consumiendo, Pasamos de la ansiedad electoral a la incertidumbre económica.

Camilo Herrera Mora 

Ceo Raddar.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes