close
close
Camilo Herrera Mora
Columnista

Verdades estadísticas

El Dane es el custodio de la historia de los resultados de las políticas públicas y privadas del país.

Camilo Herrera Mora
POR:
Camilo Herrera Mora
agosto 16 de 2021
2021-08-16 07:10 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67313466d.png

“¿Dónde merca el Dane?”, me preguntaron algún día en una reunión y me costó mucho contenerme para no decirle que en más de 15.000 tiendas diferentes a las que esa persona iba; y me contuve porque nuestra labor como investigadores es muy compleja, ya que parte de tener el mejor detalle posible para divulgar datos agregados a la mayor cantidad de personas, lo que hace que dentro de los grandes números se escondan las duras particularidades.

En Colombia tenemos la fortuna de contar con una de las mejores instituciones estadísticas del continente, solo superados por Chile y por México, donde en muchos casos, podemos ser mejores en ciertos temas en particular. Sé que la gente no sabe esto y no le importa, porque al fin de cuentas las estadísticas nacionales le son lejanas y algunos creen que las manipulan o se las inventan, como si un estadístico permitiera que eso pasará. El rigor científico de la estadística es tan profundo, que es de las pocas ciencias que de frente dice qué nivel de error tiene su trabajo.

El Dane hace mucho debería ser un organismo independiente. Si bien aún no hemos logrado esto, han pasado dos cosas muy importantes: una clara mejora de la imagen de la institución frente a las personas, las empresas y los medios de comunicación, por medio de un gran trabajo de comunicación de las actuales directivas, al punto de lanzar estudios de género y nuevas investigaciones como el Pulso Social, donde nos están contando hasta la percepción de las personas de su salud mental y, al mismo tiempo, se publican datos que no necesariamente apoyan los resultados del gobierno de turno.

Los datos son datos. No tienen moral o ética, pero quienes los interpretan si deben usarlas y no caer en el juego de decir el Dane es bueno cuando favorece una coyuntura política de alguien y que es malo cuando afecta a ese actor con lo publicado. Por esto el Dane presenta un proyecto de ley que es fundamental para consolidar su proceso, estructurando desde los conceptos más simples, como decir que es una estadística oficial y cual no, hasta quienes son los que las deben producir y en que condiciones, logrando mejorar la calidad de la información económica, social y cultural para el servicio de todos.

Este es un proyecto fundamental, simple, claro, que da un marco de acción y defiende nuestro interés común: la mejor verdad posible sobre lo que pasa en Colombia, mucho más allá de los hechos noticiosos, la coyuntura o las pasiones políticas del momento.

El Dane es el custodio de la historia de los resultados de las políticas públicas y privadas del país, y gracias a ellos hemos sabido cuando están mal cuando todos decían que estábamos bien. Hay que apoyar este esfuerzo.

Camilo Herrera Mora
Presidente, junta directiva de Raddar.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes