close
close
Carlos Enrique Cavelier
columnista

Aterrizando la Reforma Agraria

El éxito de la reforma agraria, será cuando la caja registradora del campesino haga ‘cling, cling!’ Y sus ingresos reales suban en productividad.

Carlos Enrique Cavelier
Coordinador de sueños de Alquería
POR:
Carlos Enrique Cavelier
noviembre 16 de 2022
2022-11-16 12:47 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/08/12/61154ee86e59a.png

El viernes pasado la Ministra ‘ringlete’ -que energía!- Cecilia López anunció la llegada a las 682.000 has entregadas en el arranque de la reforma agraria. En esta suma están los del Fondo de tierras, las en extinción de dominio, las de la SAE.

Todo el país -creo- tiene claro que la entrega de tierras sin vías adecuadas, comercialización asegurada, asistencia técnica, crédito apropiado e insumos pertinentes es como un carro sin llantas. Carlos Lleras Restrepo lo entendía diáfanamente y por ello lo aseguró de manera vehemente en un discurso al congreso durante su gobierno, hace más de medio siglo.

Pero más allá de estos factores, es cómo se conjugan entre sí. Y cómo conjugan con los recipientes de la tierra. A esto último me refiero con la enorme característica colombiana del emprendimiento, del no dejarse de nada, de nuestro ingenio característico. Pero hay que identificar aquí unos julepes diferentes del colombiano que en este proceso es muy heterogéneo: campesinos, indígenas, negritudes, la necesidad de involucrar y empoderar a las mujeres. Así se les podrá apoyar para que logren con su tesón enorme salir de la pobreza.

Pero aparte de trazos sicológicos, vienen los elementos gerenciales; con el paso del tiempo hemos aprendido que el emprendimiento que es crítico para cualquier proceso productivo tiene que tener (1) un elemento químico-cerebral: el entusiasmo. Pero debe estar acompañado de (2) un producto exitoso que se pueda vender; y más allá de (3) una gerencia que crezca en experiencia, lecciones, know how y know who más rápido de lo que crezca en el emprendimiento.

Esa gerencia debe incluir la asistencia técnica, pero la asistencia técnica tiene obligatoriamente que incluir la gerencia; y se debe conocer científicamente y definitivamente por experiencia, por trabajo en el campo el oficio a tratar: el cultivo de arroz, maíz, yuca, frutas, maíz, avicultura, ganadería de carne o leche, en fin. Empezar un proceso desde ceros requiere una prueba y error que difícilmente un campesino puede arrancar. Y finalmente (4) los recursos financieros o en especie de capital o de crédito.

Pero como en cualquier emprendimiento, viene luego por la dura pasada por el punto de equilibrio.Con la tierra viene el lógico y merecido anhelo de tener casa tanto para el cuerpo como para el alma de tantos campesinos despojados o sin tierra; pero la tierra misma no puede quedarse en lo que ha significado para tantos terratenientes, es decir una forma de prestigio no una herramienta de trabajo.

Como decía algún afiche del sindicato de empleados de la universidad de Harvard ‘no podemos comer prestigio’.

Y como en las películas, el éxito total de la reforma agraria, será cuando la caja registradora del campesino haga ‘cling, cling!’ Y sus ingresos reales suban por sus aumentos en productividad.

Carlos Enrique Cavelier 
carlosenriquecavelier@gmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes